La ciudad

Realizaron la autopsia de la nena que murió en el Hospital de Niños Zona Norte

Autoridades del Instituto Médico Legal advirtieron que los resultados estarán recién en abril. La justicia investiga si hubo mala praxis.

Martes 11 de Febrero de 2020

Los resultados de la autopsia practicada al cuerpo de la nena que falleció el domingo 2 en el Hospital de Niños Zona Norte tras haber ingresado por una gastroenteritis y sufrir una descompensación, se conocerán recién en abril. Así lo confirmó ayer la titular del Instituto Médico Legal (IML), Alicia Cadierno, tras realizar el examen que ordenó la justicia.

   La Fiscalía investiga una denuncia que radicaron los padres de la niña por mala praxis y abandono de persona, y por la que ya pidió el listado del personal que tuvo contacto con ella en el efector.

   Liz Domínguez tenía 9 años y el sábado 1º llegó al Hospital de Niños Zona Norte con un cuadro de gastroenteritis, muy deshidratada. Quedó internada en ese centro de salud y falleció al día siguiente tras sufrir dos paros cardiorrespiratorios.

   “Tomamos muestras para descartar todo tipo de gérmenes o agentes infecciosos que puedan llegar a estar involucrados en este caso”, contó Cadierno en relación al material que está siendo analizado en el Cemar (Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario), y en el propio IML, pero explicó que recién estará en condiciones de otorgar resultados formales en abril.

   El caso tuvo una gran repercusión en la opinión pública rosarina, y si bien atraviesa un período de investigación, los familiares de la nena siguen reclamando “justicia”, y solicitaron que “el hospital se cierre”.

   “Estamos orientados a una causa infecciosa. Durante la autopsia se evacuaron todas las dudas respecto de la cantidad y calidad de muestras a tomar para descartar todo tipo de gérmenes o agentes infecciosos que puedan llegar a estar involucrados en el caso. El material se recabó de inmediato y Fiscalía emitió los oficios para su procesamiento”, comentó Cadierno.

   En ese sentido, aseveró que “se preservaron las muestras”, y que todo el proceso de la autopsia “se filmó y fotografió”.

   Sobre las posibles causas del fallecimiento, apuntó que “lo único que podemos decir es que todo está en estudio. Vamos a evaluar todos los resultados de los informes preliminares de las muestras. Y a partir de allí podremos emitir un diagnóstico objetivo posible”.

   También resaltó que “no podemos definir si la existencia de un medicamento causó el desenlace. Estamos apuntando a descartar si hubo algún agente infeccioso por el cual fue hospitalizada la nena. O si después pudo llegar a adquirir un agente asociado. No hay que olvidarse de que ingresó con un cuadro febril. No descartamos la chance de presencia de tóxicos”.

   En tanto, la abuela de Liz protestó y manifestó que hubo “mala praxis. Lo único que queremos es justicia por mi nieta. Le arrebataron la vida. Queremos que el hospital se cierre. Vamos a ir por todo. Tuvo la culpa el director y los que la atendieron. Mi nieta murió en la guardia”, aseguró.

   En ese sentido, agregó que Liz “iba al baño sola y le estaban por dar el alta. Antes de irme le dije que al otro día la iba a ir a visitar, y ella me mandó saludos para familiares”.

   Además, miembros del grupo más cercano a la nena aseguraron que “le van a echar la culpa a un virus. Ya nos dieron a entender que van a intentar eso”.

   Vale recordar que apenas trascendió el trágico episodio, el director del Hospital de Niños Zona Norte, Eduardo Casim, admitió que “con mucho dolor no podemos explicar lo que pasó, es un desenlace que no debería haber ocurrido de ninguna manera”.

   Casim contó que la pequeña ingresó “la tarde del sábado con un cuadro habitual, que fue asumido como una gastroenteritis, y se le hizo el tratamiento habitual”. Y subrayó que “la nena evolucionaba bien pero el domingo, desde las 10, comenzó a alterarse el estado general. Estaba acompañada por la abuela, y a las 13.45 sufrió dos paros cardíacos, fue trasladada a terapia y finalmente falleció”.

   “La familia tendrá las garantías absolutas de que no se va a proteger a nadie, ni se va a modificar la historia clínica”, prometió el director del hospital.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario