La ciudad

Ratifican a Rosario como miembro de la red Alcaldes por la Paz

El Centro Cultural por la Paz de Hiroshima se trata de una organización que tiene como objetivo crear conciencia sobre la necesidad de abolir el uso de armas nucleares.

Domingo 08 de Febrero de 2015

La intendenta Mónica Fein recibió, junto al director general de Relaciones Internacionales municipal, Sergio Barrios, al presidente del Centro Cultural por la Paz de Hiroshima y secretario general de la red Alcaldes por la Paz, Yasuyoshi Komizo. En ese marco, la ciudad fue certificada como integrante de la organización.
  El encuentro se realizó el viernes pasado en el despacho de la intendenta y participaron, además, el secretario del presidente del Centro Cultural por la Paz de Hiroshima, Nosaka Masatoshi, y la presidenta de la Fundación Sadako y Embajadora de Paz de Hiroshima, Tomoko Aikawa.
  Durante el encuentro, Fein recibió un documento que certifica el reconocimiento de Rosario como miembro de la red Alcaldes por la Paz.
  “Es un honor para Rosario pertenecer a esta organización internacional, que se suma a las otras redes a las que pertenecemos como mercociudades y Ciudades Educadoras, entre otras. Es una deuda pendiente que teníamos, porque coincidimos plenamente y adherimos por convicción a la necesidad de eliminar las armas nucleares y al profundo conocimiento de que la humanidad debe resolver sus conflictos a través de la diplomacia, el diálogo y la paz”, dijo Fein.
  Por su parte, Komizo hizo hincapié: “En la actualidad hay 16.300 armas nucleares en el mundo y tenemos los objetivos de eliminarlas lo más pronto posible, porque todas las personas en el mundo tienen derecho a vivir en paz, y de generar conciencia de que todos pertenecemos a la familia humana y debemos solucionar nuestras diferencias en forma pacífica. Ese es el mensaje de Hiroshima que queremos difundir en todo el mundo”.
  Rosario forma parte de la Conferencia de Alcaldes por la Paz (Mayors por Peace), una red internacional con representación en los cinco continentes y reconocida por las Naciones Unidas, impulsada por las ciudades de Hiroshima y Nagasaki (Japón) con el objetivo de crear conciencia sobre la necesidad de abolir el uso de armas nucleares en todo el mundo.

Ingreso. El 1º de enero de 2015, Rosario fue formalmente anunciada como nueva integrante de la nómina de ciudades alrededor del mundo que suscriben a esta importante red que persigue la meta de lograr la paz definitiva y trabaja para acabar con el hambre y la pobreza, garantizando los derechos humanos, asistiendo a los refugiados de países de conflicto y cuidando el medio ambiente.
  Actualmente, son más de 6.490 las ciudades miembros de la red, representando a los cinco continentes.
    Entre ellas figuran una innumerable cantidad de capitales y la mitad de las cien ciudades más pobladas del mundo.
  Alcaldes por la Paz (Mayors for Peace) Nació en 1982 en la sede de la Naciones Unidas en Nueva York (Estados Unidos), por iniciativa del alcalde de Hiroshima, Takeshi Araki.
      En ese marco, propuso un programa para promover la solidaridad entre ciudades para la abolición total de las armas nucleares.
  Desde entonces, los alcaldes de Hiroshima y Nagasaki han pedido a sus pares de todo el mundo que se unan a ellos, naciendo, de ese modo, la red Alcaldes por la Paz.
  En conjunto, han desarrollado la campaña Visión 2020, que pide la abolición total de las armas nucleares para cuando se cumplan 75 años del bombardeo a las ciudades japonesas.
  Se dijo que nada volvería a crecer durante ese lapso, ni árboles ni plantas, debido al impacto de las bombas atómicas. Y es por ese motivo que se estableció 2020 como fecha límite.
  Asimismo, el Centro Cultural por la Paz de Hiroshima tiene como propósito la defensa de un mundo sin armas nucleares, con la convicción de que la tragedias provocadas por las bombas atómicas lanzadas sobre esa ciudad y Nagasaki no tienen que repetirse.
  Por medio de una estrecha relación de solidaridad entre las ciudades, el centro viene realizando  un llamamiento a la conciencia de los habitantes a escala internacional para la extinción total de las armas nucleares.
  Asimismo, en 1991 fue oficialmente registrado en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas como una organización no gubernamental dependiente de esa entidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario