La ciudad

Raperos y el municipio acordaron que se hará el festival de freestyle

Luego de los incidentes de la semanada pasada, podrán realizar un encuentro en otro escenario pero con control estatal

Viernes 15 de Enero de 2021

Un masivo encuentro de hip hop realizado sin autorización en el playón del Mercado del Patio la semana pasada terminó con una triste postal que incluyó piedrazos, represión policial y menores arrastrados por el piso que generaron el repudio en las redes sociales. Pero todo tuvo final feliz, y ahora los raperos acordaron con el municipio que podrán realizar el encuentro en otro lugar con control estatal y las condiciones sanitarias que prevengan los contagios.

La Elite Free es una competencia de freestyle, una modalidad del rap que consiste en rimar sobre el micrófono de manera improvisada contra un oponente, y se realiza hace más de 3 años en Rosario con buena convocatoria. Este tipo de duelos, si bien surgieron hace décadas, se hicieron populares para el público en la película “8 Mile” del rapero estadounidense Eminem.

Este año sufrió un parate por la pandemia, y luego de 10 meses los pibes no aguantaron más la “manija” y se congregaron con un rústico protocolo que desarrollaron los mismos organizadores, tres jóvenes que rondan los 20 años y forman parte de la ola de popularidad que, de la mano del trap, está gozando el género y la cultura hip hop en los últimos años en Argentina.

Es cierto: la convocatoria se les fue de las manos, con 400 personas entre competidores y público que llegaron incluso desde otras ciudades y provincias, y la actividad no tenía habilitación municipal. Pero el accionar de las fuerzas de seguridad fue cuestionado. Las crudas imágenes de una adolescente sobre los adoquines, que grita mientras una oficial la sujeta con fuerza, recorrieron rápidamente Twitter e Instagram. El público también respondió con violencia, arrojando objetos a los efectivos.

La primera respuesta del municipio fue enviar a la Guardia Urbana, y la secretaria de Control Carolina Labayru justificó el operativo bajo el criterio de que había “jóvenes sin barbijo y tomando alcohol”. Nadie habló de la violencia de la intervención. Y al tomar estado público las imágenes, desde la Intendencia advirtieron que algo podía hacerse para contener a los jóvenes, darle un marco regulado por el Estado para las convocatorias y de ese modo evitar que los encuentros se hagan de manera clandestina.

Primero llegó un llamado de Pablo Javkin a los organizadores. Luego recibió a uno de ellos para hacer las paces y buscar una salida consensuada. “El accionar de la policía se hizo viral y el intendente nos convocó para solucionar el tema. Las cosas se hablaron, como debería haberse hecho desde un primer momento”, contó Santiago Espinosa, una de las cabezas de la Elite Free. “El rap no es una novedad, es una actualidad, ya está introducido. Ya no somos los pibes con gorra, somos un ambiente familiar y gente que genera arte. Creo que quedó claro ese mensaje y que queremos hacer las cosas de la mejor manera”, analizó el joven.

Posibles sedes

El evento podría realizarse en El Jardín de los Niños, en el parque Independencia, y también se baraja como posibilidad a confirmar que sea la semana que viene. La promesa es que se pueda dejar fija una vez por mes. “Ellos entendieron que no queremos ir a un escenario con micrófono, sino seguir con nuestro evento en plaza”. También podría elegirse alguna explanada de distrito, otro espacio grande y abierto, y el municipio controlará la cantidad de gente que entre. La idea es que no pase nunca más algo como lo que sucedió en el Mercado del Patio.

Espinosa quedó sorprendido por la buena recepción de las autoridades: “No me dieron vueltas, no me comí un tirón de orejas. Apoyaron mucho. Nuestra intención siempre fue que la gente no se contagie, pero no teníamos manera de contactarnos con alguien que nos ayude”, argumentó. Es que los organizadores habían comprado de su propio bolsillo alcohol y cinta para marcar las distancias, como un protocolo marca “hazlo tú mismo” para conservar un mínimo de condiciones sanitarias. Pero claramente no era suficiente: “En este contexto necesitamos la presencia del Estado”, admitió el estudiante de Ciencias Económicas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario