La ciudad

Ramos recorrió la sede del Laboratorio Max Planck

Ramos y Fernández estuvieron junto a Andrés Binolfi, investigador adjunto del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), y la diputada provincial, Erika Gonnet.  

Domingo 17 de Mayo de 2015

El secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, visitó esta semana el Laboratorio de Biología Estructural, Química y Biofísica Molecular Max Planck Rosario junto a su director, Claudio Fernández. El edificio demandó una inversión de casi catorce millones de pesos, fondos que fueron aportados por el gobierno nacional. Además, se invirtieron casi un millón de euros para adquirir el equipo de Resonancia Magnética Nuclear y 300 mil dólares para los microscopios.

   En la recorrida, Ramos y Fernández estuvieron junto a Andrés Binolfi, investigador adjunto del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), y la diputada provincial, Erika Gonnet.

   “La ciencia y la tecnología es política de Estado no por lo bueno que son los científicos, éramos buenos hace diez años, sino que hubo un gobierno que tuvo la voluntad desde lo político de asimilar el desarrollo científico y tecnológico al desarrollo productivo y la industrialización del país”, destacó Fernández.

   El científico comparó la situación actual con la que se vivía hace veinte años, donde se relegaba el rol de la ciencia, notó “definitivamente un avance” y se mostró orgulloso, “de poder estar en Argentina, en un instituto de primera línea sin nada que envidiarle a los países del Primer Mundo o más desarrollados”.

   Fernández también es director de País Ciencia, la Plataforma Argentina para la socialización de la Ciencia, que busca federalizar una propuesta que tuvo su origen en el Centro de Estímulo al Desarrollo del Conocimiento (Cedec) de Granadero Baigorria, bajo iniciativa y la gestión de Ramos.

   Al respecto, Ramos resaltó: “Lo gratificante de poder recorrer sobre lo hecho, que es lo que nos compromete a seguir avanzando. Está claro que la calidad humana y el nivel intelectual de nuestros profesionales hablan por sí solos. Hay que seguir nutriéndolos de las herramientas para que pongan todo este conocimiento en función de nuestro país y de nuestra gente”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS