La ciudad

Radiografía de los remises ilegales: cuánto ganan, cuál es su tarifa y cómo trabajan

Uno chofer contó que perciben $800 por día, 30% menos que los taxis. "Cumplimos una función social, vamos dónde no va nadie", dicen.

Domingo 21 de Octubre de 2018

El Concejo puso bajo la lupa a los remises truchos y tiene en estudio un proyecto que eleva fuerte las multas a esta contravención de los actuales mil pesos a 24 mil. Por primera vez un chofer rompe el silencio y declara: "Hay mucha hipocresía con este tema. Los concejales, la Municipalidad y los taxistas saben que cumplimos una función social, llegamos donde no llega el transporte, los taxis y remises habilitados", resaltó a La Capital Gabriel, un remisero no habilitado. Contó que gana por día unos 800 pesos trabajando 12 horas, que cobra un 30 por ciento menos que los taxistas en regla y aclaró que hay "dos mil y no cuatro mil" unidades fuera de regla trabajando en la ciudad.

   Hace tiempo que los taxistas y remiseros habilitados vienen planteando al Concejo la necesidad de endurecer las sanciones para lo que denominan una "competencia desleal" en alusión a los remises truchos.

   "Nunca vi en ningún lado voces del otro lado del mostrador de lo llamado 'ilegal'", dijo Gabriel al contactarse con este diario para dar su testimonio resguardando su identidad completa para evitar sanciones. "Tengo que seguir llevando el pan a mi casa", explicó.

   Gabriel fue peón de taxi durante una década. Hace siete años que trabaja con su auto para una remisería no habilitada que se encarga de recibir los pedidos de los pasajeros y asignarle viajes.

   "En promedio se ganan unos 800 pesos por día, trabajando unas 12 horas, unos 16 mil pesos por mes", precisó. Entre viaje y viaje puede estar parado en una esquina, en una estación de servicios o en su propia casa.

   "Tenemos una tarifa 30 por ciento más baja que la de los taxis habilitados. Ahora que el Concejo aprobó un aumento para ellos; seguramente vamos a tener que retocar nuestros valores", agregó.

   Actualmente la tarifa de los remises no habilitados por dos kilómetros está en $60, por 30 cuadras sube a $70 y para 35 cuadras llega a los $80. "Igual hay excepciones para clientes habituales que hacen recorridos más largos", apuntó.

   Para Gabriel, la clave del auge de la actividad no está centrada sólo en la diferencia económica. "Somos consecuencia de las políticas de transporte de la ciudad, que en su momento aprobó 800 chapas de taxis más para el centro y macrocentro donde la oferta ya era buena, y se siguió sin atender las necesidades de los barrios más periféricos y vulnerables", razonó.

   "La realidad es que terminamos cumpliendo una función social, aunque seamos clandestinos. Llegamos a lugares donde el transporte no ingresa o tarda muchísimo y la gente, por razones de seguridad, no puede esperar, y donde los taxis y remises legales no van", sumó el hombre.

   En ese sentido, Gabriel aportó un dato adicional más que sugestivo: "Muchos de nosotros llevamos a médicos a consultas a domicilio de empresas de emergencias y hasta auditores de las ART (Aseguradoras de Riesgo del Trabajo). Nadie se puede hacer el desentendido acá".

   Según Gabriel, actualmente debe haber unos 2.000 remises clandestinos trabajando en las calles de la ciudad, "pero no 4.000 como dicen los taxistas".

   Hay varias remiserías no habilitadas, él trabaja para una que tiene unos 30 autos, que cobran diferentes montos mensuales fijos por despachar viajes a través de mensajería instantánea.

   "La forma de hacerse conocido en los barrios es panfleteando, con volantes que informan el número de WhatsApp para pedir un móvil. Hay remiserías fuertes en cada una de las zonas de la ciudad, son conocidas por todos porque hace años que operan", indicó.

   Gabriel, en tanto, reconoció que en los últimos meses se notó un aumento en la cantidad de interesados en utilizar su auto como remis no habilitado ante la crisis. "Es gente que a lo mejor está pagando su auto y la cuota se le ha vuelto cada vez más cara o necesita más plata porque lo que le entra en su trabajo no le alcanza por la inflación", estimó.

"Con multas más caras, mucha gente quedará a pie"

La comisión de Servicios Públicos del Concejo se apresta a tratar la semana entrante un proyecto de Cambiemos, con apoyo del Frente Progresista, que sube exponencialmente las multas a remises no habilitados. Para Gabriel, “si se implementa mucha gente quedará a pie, pasajeros que no pueden pagar taxis, que el colectivo no entra a su barrio y quedarán desconectados de la ciudad”.

   El proyecto en cuestión lo presentó la edila Renata Ghilotti (PRO) y propone que la multa vaya de 450 a 600 unidades fijas (UF), que cada una equivale actualmente a 20 pesos. El piso sería de unos 18 mil pesos y un techo de 24 mil pesos.

   La iniciativa iba a tratarse la semana pasada cuando el Concejo aprobó el incremento del 11 por ciento en el cuadro tarifario de taxis. Pero se acordó seguir debatiéndolo en comisión para sumar consenso con otras fuerzas políticas.

   Según Gabriel, “si las multas pasan de mil pesos a 24 mil es obvio que los dueños de los autos no podrán sacarlos del corralón y no podrán volver a trabajar”.

   “El tema de fondo —siguió—es que afectará a miles de personas que usan a diario nuestro servicio, que viven en los barrios, en zonas complicadas donde los taxistas no van y los colectivos tardan en llegar o pasan lejos”.

   Gabriel aclaró que en la actualidad “hay muchos controles de la Municipalidad”.

Para evitar ser remitido al corralón, el remisero no habilitado apela a la complicidad del pasajero que viaja en el asiento delantero, abona el viaje antes de llegar a destino y hasta responde ser conocido del chofer ante la consulta del inspector.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});