La ciudad

Quiso denunciar un robo pero en la comisaría 15ª le dijeron: "No vale la pena"

Una víctima de motochorros en Paraguay al 3600 dijo que los policías no le prestaron atención. "Vení más tarde, somos dos y tenemos que cuidar treinta presos", afirma que le respondieron.

Martes 10 de Marzo de 2015

Un hombre que fue asaltado en la puerta de su casa intentó hacer la denuncia, pero aseguró que el personal de la comisaría 15ª estaba más preocupado por los treinta presos a su custodia, que le dijeron que no tenían tinta en la impresora y que no valía la pena hacer el esfuerzo de denunciar a los asaltantes.

"La verdad que no, porque esto está todo liberado, no andamos con los móviles", dijo Cristian que fue la respuesta de los policías cuando le preguntó si valía la pena hacer la denuncia.

Cristian fue asaltado ayer en la puerta de su casa, en Paraguay al 3600. Según narró, un motochorro lo encañonó con un revólver y junto a un cómplice se llevó billetera, dos teléfonos celulares y un maletín. Pero las penurias de la víctima no terminaron allí, ya que le faltaba realizar la denuncia en sede policial.

"No me quisieron tomar la denuncia porque había que esperar mucho", dijo Cristian al referirse a la actuación de los dos uniformados que cumplían tareas en la comisaría 15ª. Y aseguró: "Cuando le pregunté al sumariante si vale la pena hacer la denuncia, me dijo: «La verdad que no, porque esto está todo liberado, no andamos con los móviles»".

Recordó que los policías le dijeron tenían otras tareas, como liberar a dos presos "Le pregunté si tienen prioridad los reos a una persona que trabaja, que paga sus impuestos, y me dijeron: «Tomalo como quieras. Vení más tarde, somos dos y acá hay treinta presos que tenemos que estar cuidando»".

Cristian regresó horas más tarde pero afirmó que, de todas maneras, no le "prestaron mucha atención. Y, cuando me toman la denuncia, me dicen: «Negro, no tenemos tinta en la impresora». Me fui indignado, no pude hacer la denuncia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS