La ciudad

Quiosqueros piden sacar el IVA a los productos "de alta rotación"

Elevaron una solicitud al Ministerio de Producción nacional. Menciona a los alfajores, turrones, galletitas, chicles, pastillas, aguas, jugos y gaseosas.

Domingo 15 de Septiembre de 2019

Los quiosqueros de la ciudad reclaman que se les saque el 21% del IVA a productos denominados “de alta rotación” en los locales. Desde la cámara que nuclea a los trabajadores del sector en Rosario indicaron que alrededor de 1.200 quioscos cerraron en los últimos tres años y, además, que muchos de ellos deben trabajar hasta 12 horas para hacer rentable el negocio, en un contexto signado por la paralización de la actividad económica.

   En diálogo con La Capital, el presidente de la Cámara Rosarina de Quiosqueros, Marcos Difilippo, contó que hace tres semanas enviaron una carta al Ministerio de Producción de la Nación por esta inquietud, pero que no obtuvieron respuestas.

   “Pedimos que no se cobre el 21% del IVA a los artículos de alta rotación en los quioscos, que son alfajores, turrones, masitas, aguas, jugos, gaseosas, chicles y pastillas”, explicó Difilippo, para agregar que, hasta el momento, lo más cercano a eso es la rebaja para monotributistas que determinó por decreto el presidente Mauricio Macri.

   Si bien la medida fue anunciada como un beneficio para quioscos y minimercados, el trámite es largo e insume otros gastos: “Tenemos que pedirle a los contadores que le pidan el permiso a la Afip, que ellos lo den y, ahí recién, entregarle el papel al proveedor para que nos hagan el descuento”.

   El principal problema de ese proceso radica en que los quiosqueros deben comprar mercadería mientras esperan el permiso, por lo que deben venderla a un precio más caro del que podrían venderla.

   “Cada contador, lógicamente, tiene un costo, el trámite lleva un tiempo en el que, mientras, compramos el producto con el 21% de IVA. El cliente nos pide que lo vendamos más barato y nosotros ya lo compramos más caro”, detalló el presidente de la cámara, para añadir: “Nunca llegamos a venderlo más barato”.

   Sobre la situación general de los comercios del rubro, Difilippo manifestó que cerraron entre 1.000 y 1.200 quioscos en los últimos tres años. Y expresó: “Somos conscientes de que es un rubro en conformado por personas que compramos nuestro trabajo. No somos empresarios, es como que nos autoexplotamos”.

   Referido a este último concepto, contó que para mantener los quioscos actualmente, las jornadas laborales se extienden hasta las 13 horas diarias, en algunos casos: “Laburamos así, la mayoría estamos, mínimo, en las 12 horas diarias. Desde la mañana hasta la tarde noche, y algunos llegan hasta las 23”.

Recarga

Otra de las inquietudes que se vienen repitiendo entre los quiosqueros de la ciudad recae en la baja comisión que reciben por cada carga que realizan en las tarjetas de colectivo (Movi).

   Al respecto, el presidente de la cámara que nuclea a los quiosqueros locales manifestó: “Hace aproximadamente un mes, nos recibieron en el Concejo los representantes de todos los bloques y el presidente del mismo. Les entregamos una carpeta con todas las problemáticas del sector, y uno de los puntos es la carga de tarjetas Movi y la poca rentabilidad que tiene”.

   Sobre el encuentro, señaló que recibieron “una buena respuesta sobre todos los puntos”, aunque afirmó que “desde el lado oficialista nos dijeron que el Ente de la Movilidad y el Banco Municipal no están en buenas condiciones económicas”.

   “Los sectores de la oposición plantearon poner una máquina automatizada, en donde el quiosquero no pierda tiempo y el cliente pueda cargar la tarjeta. Pero desde el oficialismo dijeron que no estaban en condiciones económicas de afrontar semejante gasto”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario