La ciudad

Quieren que se avance con el uso de la tarjeta sin contacto en los taxis

El edil socialista Manuel Sciutto precisó que el último jueves ingresó el pedido en el Palacio Vasallo tras considerar que el plástico viene funcionando bien en el servicio público de pasajeros.

Domingo 19 de Agosto de 2012

El Concejo Municipal solicitó al Ejecutivo que se avance con el proyecto de la tarjeta sin contacto o inteligente para los taxis, como medio alternativo de pago. El edil socialista Manuel Sciutto precisó que el último jueves ingresó el pedido en el Palacio Vasallo tras considerar que el plástico viene funcionando bien en el servicio público de pasajeros.

“El año pasado hicimos un pedido de factibilidad a Servicios Públicos. Ahora sabemos que técnicamente la tarjeta puede usarse en los taxis, pero no conocemos si es sencilla o no su puesta en marcha. Además, en mayo de este año desde el Ejecutivo se dijo que se iba a implementar en 2013. Queremos que se precise, entonces, ese anuncio o se rectifique”, señaló ayer Sciutto.

El pedido de informe plantea el uso (no exclusivo) de la tarjeta para el pago de taxis, para abonar compras en comercios adheridos y también el estacionamiento medido. Y habría una función más por estudiarse. “Queremos saber si la tarjeta sin contacto puede servirle al taxista como medio de seguridad, ya que cuando los plásticos son nominales es posible utilizarlos para conocer los datos de quién se subió al coche”, dijo el concejal.

En cuanto a la opinión que podrían tener los tacheros sobre esta modalidad de pago, Sciutto dijo que no debería generar “ningún tipo de controversia o rechazo” ya que sería un medio más para abonar un viaje, no el único.

No obstante, cuando en mayo último el secretario de Gobierno del municipio, Fernando Asegurado, habló de la implementación de la tarjeta sin contacto a partir de 2013, dijo que la iniciativa se proponía a raíz de la gran cantidad de robos y agresiones a taxistas registrados en los últimos meses.

Sin especificar en qué momento concretamente, Asegurado había confiado a La Capital que la intención de la Intendencia era posibilitar a partir del año que viene una modalidad de pago que hasta ese entonces usaba el 20 por ciento de los pasajeros de colectivos.

Y además, había añadido que “en una primera etapa deberían convivir a bordo de los ómnibus los dos sistemas, para que luego quedara uno solo, que es el más inteligente. La tarjeta blanquea el sistema, tanto por la cantidad de viajes que realiza cada unidad como frente a la recaudación de la misma. Es muy útil la utilización en el transporte público de pasajeros, porque da una cantidad de información importante para quien debe ejercer el poder de policía”.

Recarga SOS. También desde el Concejo se propuso esta semana otro proyecto en torno a la tarjeta sin contacto para los colectivos. El concejal del Socialismo Auténtico, Alberto Cortés, propuso que se habilite a los choferes a realizar recargas de emergencia que se descontarían luego, cuando el pasajero concurra a los puntos de venta habilitados. “Sistema de recarga SOS”, llamó Cortés a su iniciativa.

“Muchas veces no es sencillo hacer la recarga y a esto hay que agregarle que los domingos y feriados existen escasos puntos de carga y tampoco se puede realizar la transacción de noche”, dijo el edil.

La tarjeta inteligente se comenzó a utilizar a mediados de mayo de 2011 y los usuarios la fueron incorporando a cuentagotas. Una encuesta difundida en junio pasado por el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac) reveló que sólo 3 de 10 pasajeros la habían incorporado. No obstante, la gerenta del Ente del Transporte de Rosario (ETR), Mónica Alvarado, actualizó ayer los números y dijo que se registró un aumento importante.

“Se han usado en los coches 245 mil unidades que representan el 50% de las cancelaciones del sistema”, afirmó. Pero además, y según los datos de www.rosario.gov.ar, hay más de 400 puestos de carga. En la web también se deja en claro que desde marzo de 2012 rige la tarifa de 2,70 pesos por un viaje. El valor del plástico es de 8 pesos, es rígido y recargable. Las estadísticas arrojan que quienes cargan dos viajes apenas llegan al 2%. El 41% (la mayoría) incorpora 20 pesos, el 19% carga 50 y el 15% registra 100 pesos. Cuánto mayor es el monto de carga más se bonifica el valor del pasaje.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario