Qué cuidados se deben tener frente a la sospecha de una infección bacteriana infantil 
Las autoridades a cargo de la prevención epidemiológica en la provincia recomendaron consultar al médico ante un cuadro de faringitis, fiebre y lesiones en la piel. La transmisión es por vía aérea.
El streptococcus pyogenes o estreptococo es una bacteria vinculada a la faringitis que además puede producir lesiones en la piel. Son tres los casos fatales que se registraron, uno en Rosario y dos en Buenos Aires, además hay tres chicos que permanecen en estado grave en Buenos Aires.
>> Leer más: Confirman la muerte en Rosario de una nena de seis años por una bacteria
El streptococcus pyogenes es una bacteria que se transmite por vía aérea y es una de las principales responsables de generar infecciones de garganta en los niños, como la faringitis o las anginas.

bacteria1.jpg

También puede irrumpir cuando existen lesiones en la piel, entre ellas la varicela. Son poco habituales sus formas invasivas, que se producen cuando esta bacteria invade el torrente sanguíneo y se combina con otras situaciones.
Se debe consultar al médico ante cuadros de faringitis, fiebre y lesiones en la piel, es recomendable ventilar los ambientes y lavarse las manos
El director de Epidemiología de Santa Fe Julio Befani explicó en el programa "Procopio 830" de La Ocho que en estos casos "es infrecuente la mortalidad" y que han sucedido por combinación con "otros factores predisponentes" como por ejemplo edad, inmunocompromiso, tratamientos con corticoides o diabetes.
bacteria mortal
Cuando el germen entra a la sangre produce fiebre o malestar general, circula por el cuerpo y se puede localizar en distintos órganos. La transmisión es de persona a persona y se puede prevenir extremando medidas de higiene.
Embed

"Se debe consultar al médico ante cuadros de faringitis, fiebre y lesiones en la piel, es recomendable ventilar los ambientes y lavarse las manos", agregó.
Embed
Por último aclaró que el "alerta epidemiológico" es para el cuerpo médico para que estén atentos a cuadros de estas características que aparecen a finales del invierno y principio de la primavera.