La ciudad

Pullaro: "Hay una Rosario llena de historia para destacar"

"Hay una Rosario extraordinaria, luchadora, llena de historia para destacar", resaltó el diputado Maximiliano Pullaro, quien visitó instituciones y emprendimientos, junto a Anahí Schibelbein.

Martes 28 de Julio de 2020

"Hay una Rosario extraordinaria, luchadora, llena de historia para destacar", resaltó el diputado provincial Maximiliano Pullaro, quien visitó instituciones y emprendimientos de la ciudad, junto a Anahí Schibelbein. Ayer, estuvieron con Rubén Winkler, quien tiene la última alfarería que queda en Rosario, ubicada en calle Laprida al 2000.

El taller empezó en 1855, "durante la presidencia de Bartolomé Mitre", cómo le gusta decir a Rubén Winkler. El oficio se trasladó de generación en generación y ahora intenta seguir con la llama encendida en uno de sus hijos y en su nieta, que pronto le dará un bisnieto.

En su taller de Laprida al 2000, sus manos moldean la arcilla que entre sus dedos se transforma en candeleros, vasijas, macetas y faroles.

El presidente del bloque de diputados radicales aseguró que "Rubén es parte de esa sociedad que necesitamos rescatar y sostener. La del esfuerzo diario, la de las tradiciones, la de la historia sencilla y simple, la de las buenas costumbres. La de las virtudes que nos dejaron todo lo bueno que podemos ser, si logramos volver a la importancia de nuestros orígenes".

De primera mano

A su turno, Anahí Schibelbein contó que "con el diputado Pullaro estamos haciendo cada semana este tipo de encuentros. Es una manera de conocer de primera mano cada historia de la ciudad, pero también comprometernos con la solución a muchos de sus inconvenientes. La pandemia tiene consecuencias muy duras para muchos negocios y talleres, y hay que buscar acciones de coordinación para evitar el cierre y la desaparición".

¿Te gustó la nota?

Segui Leyendo

Opinión

Etica, ¿estás?

El descuido de la ética pública y la ausencia de mecanismos que la garanticen explica y predice que actuales o potenciales funcionarios públicos sean tentados a caer en prácticas de corrupción, por lo que el rescate y fomento de la ética construye, reconstruye, fortalece, motiva y crea una identidad en la administración pública que conduce a una mayor responsabilidad funcional, contribuyendo a evitar o disuadir actitudes y posicionamientos reñidos con la ética y la corrupción, así como, consecuentemente con ello, la recuperación de la confianza ciudadana en sus instituciones públicas.

Por Roberto Fermín Bertossi - Experto Coneau / Cooperativismo

Dejanos tu comentario