La ciudad

Protesta en el Normal Nº 1 por la caída de un techo y la falta de gas

Un aula de idiomas fue clausurada por el desprendimiento de parte del cielo raso. La escuela ya elevó el reclamo a Educación.

Viernes 25 de Abril de 2014

Protegidos con cascos de obras en construcción sobre la cabeza, los alumnos secundarios y terciarios de la Escuela Normal Nº 1 volvieron a protestar ayer por los problemas edilicios que tiene el centenario edificio de la plaza Sarmiento. Hace ya un mes que una de las aulas del segundo piso tuvo que ser clausurada por la caída de parte del cielorraso y las lluvias de febrero y marzo pasados causaron serios daños en las membranas de los techos. A eso se suman los problemas en las instalaciones de gas, que ya tienen más de cinco años. Las autoridades aseguran que todos los pedidos fueron elevados al Ministerio de Educación de la provincia, pero aún no hubo respuestas concretas. Entonces, los chicos volvieron a exigirlas con una sentada, batucadas, charlas y la intervención de las rejas del edificio, donde colgaron figuras de albañiles hechas en papel de diario y carteles con la advertencia: "Peligro, derrumbe".

"El problema más urgente es el de los techos", dijeron Marcos Licatta, presidente del Centro de Estudiantes del secundario, y Victoria Acosta, su par en el nivel terciario. Es que a los inconvenientes con la humedad y las fisuras se sumó un desprendimiento que se produjo apenas iniciadas las clases en una de las aulas del segundo piso.

"Es un aula de idiomas, que desde entonces quedó cerrada, y que no produjo daños porque el pedazo de cielorraso se cayó durante la noche", señaló Alonso. Y recalcó que "en el resto de las aulas el deterioro de la membrana produce todo el tiempo filtraciones y fisuras".

Si bien el representante del secundario hizo hincapié en que "la escuela ya elevó los reclamos correspondientes al Ministerio de Educación" (y así lo confirmó la directora del secundario, Griselda Feldman), el presidente del centro recordó que los alumnos hicieron la primera sentada en reclamo respuestas el 4 de abril y, pese a eso, "todavía nadie ha confirmado las partidas ni la fecha en que se realizarán los trabajos".

Fondos. La dirigente estudiantil del nivel terciario detalló que el presupuesto necesario para el arreglo de los techos, sobre el que esperan la respuesta ministerial, alcanza el millón de pesos, y dijeron que "no hay registro de mantenimiento en los últimos tiempos".

Esa falta también tiene, para los estudiantes, una explicación. "La escuela recibe apenas 2.500 pesos mensuales para trabajos de mantenimiento, un monto que es escaso para cualquier edificio educativo, pero más todavía para uno que tiene 135 años y por el que pasan a diario más de tres mil personas, entre alumnos, docentes y no docentes", detalló Alonso.

Por eso, "#maspresupuesto" fue otro de los carteles que los chicos colgaron sobre las rejas de la entrada. "No queremos aumentos ni inflación, queremos más plata para educación", se leía en otra de las cartulinas.

Paralelamente, la proximidad de los días fríos constituye otra de las preocupaciones de los centros de estudiantes de ambos niveles.

Es que el problema de las instalaciones de gas se arrastra desde hace al menos seis años.

"Los trámites se iniciaron en el ministerio, pero los cambios en las regulaciones de Litoral Gas hicieron que aún no se haya podido resolver", explicó la directora del secundario.

Los alumnos aseguran que el año pasado las pantallas de los salones se encendieron, "pero sin la habilitación necesaria y con todo el riesgo que eso significa", aclaró el dirigente del secundario.

Su compañera dejó en claro: "Los alumnos no estamos pidiendo lujos sino solamente dar clases en condiciones dignas y también seguras".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario