La ciudad

Proponen designar dos jueces y dos fiscales federales más en Rosario

La iniciativa es del diputado Gonzalo del Cerro. Dijo que sería una solución ante la enorme cantidad de causas de las que se ocupa el fuero.

Viernes 20 de Abril de 2018

Un diputado nacional rosarino propuso en el Congreso de la Nación un proyecto de ley que designaría dos jueces y dos fiscales federales más para Rosario. El autor del proyecto, Gonzalo del Cerro, dijo que sería "una solución" frente al fenomenal cúmulo de causas, sobre todo penales y vinculadas a delitos complejos como el narcotráfico, que se acumulan en los juzgados federales locales. El legislador hizo idéntica propuesta para la ciudad de Santa Fe, cuya problemática es muy similar a la de Rosario.

La propuesta de Del Cerro está inspirada en dos acordadas de marzo de este año de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario. En ellas, el tribunal de alzada del fuero federal local pidió a la Corte Suprema de Justicia y al Consejo de la Magistratura que impulse el nombramiento de dos jueces federales en Rosario, dos en Santa Fe y una sala más para la propia Cámara, que tiene jurisdicción en ambas ciudades, San Nicolás, Rafaela y Venado Tuerto.

Tanto la Cámara como el legislador rosarino, que elaboró el proyecto con el asesoramiento del ex presidente del Colegio de Abogados de Rosario, Ignacio del Vecchio, obraron impulsados por la debacle en la que parece sumido el fuero frente a la impresionante cantidad de expedientes de los que se ocupan los jueces actuales.

"La Justicia Federal en Santa Fe tiene la misma estructura hace 40 años", comentó Del Cerro a La Capital para sostener su propuesta. Y añadió: "Mientras esperamos la implementación del nuevo Código Procesal Penal, creo que la designación de cuatro jueces y cuatro fiscales puede comenzar a solucionar los problemas urgentes que enfrente el fuero en la provincia".

La propuesta de Del Cerro, que ingresó ayer a la Cámara baja, se refiere a la creación de juzgados penales. El proyecto busca cubrir la necesidad que crea el descomunal crecimiento de las investigaciones por narcotráfico y otros delitos complejos, tal como ya planteó la Cámara Federal de Rosario en sus acordadas de marzo.

Un dato no menos de la propuesta del rosarino es que, a excepción de los jueces y fiscales, su proyecto no crea puestos nuevos sino que reasigna los recursos humanos con los que ya cuenta la Justicia Federal. Significa, por ejemplo, que las secretarías de los actuales juzgados serán redistribuidas entre éstos y los nuevos.

En el Congreso ya hay algunos proyectos en el mismo sentido, pero hasta ahora ninguno de ellos prosperó. Tampoco hay constancia de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el Consejo de la Magistratura hayan tomado nota de las acordadas dictadas en marzo por la Cámara Federal local. De hecho, ese tribunal las repite casi anualmente, y en algún casi hasta más de una vez en el mismo año, desde 2004. Hasta hoy jamás tuvo eco.

Un fuero colapsado

El fuero federal local está colapsado desde hace años, sobre todo por las causas penales y previsionales. Un integrante de la Cámara Federal dijo ayer a este diario que fue ideado hace 160 años para atender unos pocos delitos. Por entonces, nadie podía imaginar que algún día debería ocuparse de temas complejos como el narcotráfico, el lavado de dinero, la trata de personas, la evasión tributaria o los miles de juicios previsionales que hoy atiende.

Dos datos ayudan a entender la magnitud del problema:

• En 1979, cuando el tráfico de drogas casi ni existía, en Rosario había tres juzgados federales. Hoy, casi 40 años después, hay cuatro.

• La última vez que el Estado nacional creó un juzgado federal en la ciudad fue en 1990, es decir hace 28 años.

"Hoy los temas de los que debemos ocuparnos en el fuero son infinitamente mayores y más graves", comentó la fuente consultada por La Capital.

EN_DASH ¿Sirve la iniciativa de un diputado nacional de impulsar la creación de más juzgados y fiscalías?

— Si, y ojalá prospere.

Los dos temas que más ocupan y preocupan hoy a la obsoleta y agotada estructura de la Justicia Federal local son el narcotráfico y los juicios previsionales. Ambos generan un enorme cúmulo de expedientes y, en el caso del tráfico de drogas, obliga a los jueces y fiscales a cumplir plazos porque hay personas detenidas. Así, las posibilidades de éxito de las investigaciones criminales contra un delito cometido por bandas complejas y organizadas se ven muy disminuidas. Por esa razón, el proyecto de ley del diputado Del Cerro también contempla la asignación del presupuesto necesario para dotar a la Justicia Federal de herramientas adecuadas para este delicado momento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario