La ciudad

Presupuesto 2013: ahora el PRO quiere achicar un 10 por ciento el tarifazo del Drei

Tras intentos oficialistas de sacar ayer el despacho favorable a un proyecto consensuado con opositores, la comisión de Presupuesto del Concejo pasó a un nuevo cuarto intermedio para hoy, a las 17.

Miércoles 21 de Noviembre de 2012

Pese a los intentos del oficialismo de sacar ayer el despacho favorable a un proyecto consensuado con la oposición respecto de la proyección de gastos del municipio para 2013, los integrantes de la comisión de Presupuesto del Concejo pasaron a un nuevo cuarto intermedio para hoy, a las 17, cuando volverán a analizar otras iniciativas. Una de ellas es la creación de un fondo fiduciario para pavimento y, a propuesta del PRO, la reducción del Drei del 25 al 15 por ciento. La ecuación apunta a reducir los ingresos generados por el tributo en 2 millones de pesos anuales. De la confianza inicial en lograr mañana la aprobación del mensaje de Mónica Fein, el socialismo pasó a una prudente búsqueda de consenso.

Fue una afiebrada jornada de negociaciones entre los ediles de la comisión. Y si algo quedó en claro tras las exposiciones de opositores y oficialistas, es que el socialismo tiene con el PRO el puente más sólido al momento de las negociaciones.

Por la mañana había ingresado la propuesta del Frente Amplio Progresista (FAP), que La Capital adelantó en su edición de ayer y que busca achicar el aumento de la tasa general de inmuebles (TGI) del 45 al 36 por ciento promedio anual, produciendo una reducción de unos 40 millones de pesos.

En ese sentido, las arcas municipales se verían compensadas con un aumento a las alícuotas del derecho de espectáculo del casino, de las entidades financieras y de las empresas de telefonía, junto a un plan de regularización de morosos (que buscaría inyectar unos 20 millones de pesos).

Reacción. La iniciativa provocó sorpresa y fastidio en la oposición. "Es una falta de respeto pedir horas para discutir lo que a mi equipo le llevó mucho tiempo", argumentó Héctor Cavallero (PPS). Y la reunión se fue trabando hasta que los concejales decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta hoy.

En el interín, los celulares estuvieron al rojo vivo. Pero también fue un plazo para que Cavallero hiciera público su desagrado por la contestación que recibió por escrito de la Secretaría de Hacienda municipal a varios requerimientos vinculados con los fondos específicos de obra pública, que el ex intendente busca blindar para que no caigan en rentas generales si se subejecutan.

"La respuesta de Hacienda es gravísima: una ordenanza de 1982 (Nº 3.223), de la dictadura militar. Así explican cómo se ubican jurídicamente en relación al fondo de obras públicas. Expresan que el saldo acreedor que arrojan cuentas especiales se transfiere a rentas generales", recordó el Tigre.

Luego se preguntó: "¿Vale más una ordenanza cuando el Concejo era un depósito y estaba cerrado que una norma vigente (Nº 7.805), votada en 2004 y donde los fondos remanentes no pueden en ningún caso ir a rentas generales?".

Su enojo no menguó por la tarde, cuando la radical Daniela León le adelantó los alcances de otro proyecto del FAP que apunta a crear un fondo fiduciario para pavimento a 10 años y con el Banco Municipal como agente.

La iniciativa es similar a la concretada con el fondo solidario de desagües cloacales, que rige desde hace dos años.

"No creo en el fideicomiso, lo rechazo totalmente", replicó Cavallero, quien agregó: "Los fondos de asignación específica (cloacas y pavimentación) son intocables e innegociables, al igual que los intereses de los vecinos".

La jugada. En tanto, cuando todo el acuerdo parecía desmoronarse, y tras un profundo silencio en el Palacio Vasallo, la dupla del PRO Rodrigo Roy López Molina y Alejandro Rosselló sacudió el tablero.

"Estamos estudiando un proyecto que propone reducir el aumento del Drei (alícuota que tributan los comercios sobre la facturación) del 25 al 15 por ciento", dijo Rosselló.

López Molina especificó: "Se aplicaría a las categorías 3 (facturación hasta 120 mil pesos anuales) y 4 (hasta 216 mil pesos anuales) del régimen simplificado".

"También al régimen general, que son los comercios de baja facturación, con una reducción en el aumento del Drei de 10 puntos", añadió el concejal.

El primer grupo representa a unos 3 mil contribuyentes, mientras que el último ronda 5.687 mil comercios de la ciudad.

"Vamos paso a paso. Ahora es el Drei, pero seguramente mañana (por hoy) se plantearán otras iniciativas para evaluar el voto del presupuesto, como el fomento a los clubes de barrio y el financiamiento a los guardavidas municipales", deslizaron cerca de los despachos macristas.

Es gravísima la respuesta el Ejecutivo: con una ordenanza de la dictadura"

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario