La ciudad

Presentaron una herramienta concreta para evitar abusos sobre los inquilinos

El concejal Miguel Zamarini, presidente del Concejo Municipal, y Carlos Rovitti, titular Cadeiros, presentaron en el Concejo el nuevo modelo de contratos de alquiler.

Sábado 17 de Enero de 2015

Continúa avanzando la intención de implementar un modelo de contrato de alquiler en Rosario. Ayer, el presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, y el titular de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), Carlos Rovitti, realizaron la presentación oficial de un convenio que redactaron en forma conjunta. "La idea es evitar abusos sobre los inquilinos, cláusulas ilegítimas y pagos que no correspondan", aseguraron.

"Es la primera vez que se le brinda al inquilino una posibilidad concreta de tener herramientas para utilizar, y elementos en los que ampararse, para ejercer sus derechos", señaló Zamarini.

El modelo de contrato estará disponible en el Concejo Municipal, en las oficinas de Cadeiros, y se podrá acceder por internet.

"Según nos detallaron las inmobiliarias, en Rosario hay más de 80 mil propiedades en alquiler, y 300 mil inquilinos. Es decir, casi un tercio de la población. Este es el primer gran avance, pero debemos seguir adelante para poder trabajar realmente por aquellos que lo necesitan", expresó el edil.

Entre las principales mejoras figura la posibilidad de que el pago del alquiler ya no se exige del 1 al 5 de cada mes como hasta ahora, sino que se extiende al 10. Asimismo, se reduce del 5 al 3 por ciento el interés que se le cobra al inquilino en caso de atraso en el pago.

Otro punto de avance importante es que se diferencia en el contrato las expensas que correspondientes al inquilino, y cuáles debe pagar el propietario. También queda debidamente evidenciado que cuando se produce una mejora en el inmueble, quien debe afrontarla es el dueño y no aquel que alquila la unidad.

En el marco de acuerdo está el compromiso de las inmobiliarias de que todo vicio oculto (aquel que pudiera aparecer durante el contrato y que no sea por responsabilidad directa del inquilino), también deberá ser cubierto por el propietario de la vivienda.

"Es fundamental el compromiso de las inmobiliarias para utilizar este contrato. Aunque nosotros sugerimos que todos los inquilinos tengan consigo una copia, especialmente aquellos que negocian directamente con personas físicas y puedan sufrir algún tipo de abuso", advirtió Zamarini.

Tanto Zamarini como Rovitti se encargaron de recalcar que este no es un modelo de contrato cerrado. Todo lo contrario. En caso de ser necesario, podrá contar con nuevas modificaciones o agregados. Este punto de referencia surgió de una mesa de trabajo creada por el Concejo, a propuesta del concejal Zamarini, para abordar toda la problemática inherente a los alquileres.

Por su parte, el representante de Cadeiros resaltó que se les sugirió a todas las inmobiliarias de la ciudad que el aumento "no sea superior al 25 o 30 por ciento, es decir, respetando los valores lógicos de la inflación. El propietario debe entender que es preferible ganar algún peso menos que tener el inmueble deshabitado".

Se incorporó la

cláusula Litoral Gas

Entre los rasgos más destacables del nuevo modelo de contrato de alquiler, y teniendo en cuenta la gran cantidad de cortes de suministro de gas sufridos en los últimos meses, el Concejo y la Cámara de Empresas inmobiliarias acordaron la aparición de una cláusula en la que el propietario se ve obligado a responder al inquilino cuando ocurre un problema con ese servicio (salvo que el origen sea por algún error del propio locatario).

"El locador se obliga, en el plazo de quince días, a contar desde que el locatario le comunique la interrupción, artefactos eléctricos sustitutivos y a efectuar un descuento en el canon locativo del 10 por ciento mensual mientras dure la interrupción del servicio", reza el escrito.

De esa manera, se brindan mayores garantías ante las sensibles demoras que la empresa Litoral Gas está teniendo en la reposición del servicio, especialmente en edificios, donde el plazo de restitución ha alcanzado, incluso, el tope de seis meses.

"Ese es otro avance que se pudo concretar y donde se ofrece una respuesta concreta al inquilino que sufre un inconveniente de esa naturaleza. Sabemos que esos casos aumentaron, recibimos muchos reclamos a diario y no nos parece menor que se haya podido incluir en este modelo", sostuvo el presidente del Concejo, Miguel Zamarini.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS