La ciudad

Presentan el libro "Un hechizo pluripotente", sobre mujeres rosarinas que hicieron historia

Doble cita para conocer la publicación, escrita por Virginia Giacosa y Virginia Luco: domingo 15 de agosto en La Ciudad de los Niños y viernes 27 en la Biblioteca Argentina

Lunes 09 de Agosto de 2021

Una trama fantástica en escenario local y con mirada feminista. Esa es la propuesta de Un hechizo pluripotente, libro escrito por Virginia Giacosa y Virginia Luco, con ilustraciones de Flopa y editado por Libros Silvestres. La publicación, ganadora del premio estímulo Concurso Entre Todos de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario (2019), tendrá doble presentación en el mes de las infancias.

El domingo 15 de agosto, a las 11, la cita será en La Ciudad de las niñas y los niños (Vélez Sarfield 164) junto a la Feria de Editoriales. Con presencia de las autoras, ilustradora y editora. Habrá lectura, charla y sorteo de ejemplares. En tanto que el viernes 27 de agosto, a las 17.30, la convocatoria será en el SUM de la Biblioteca Argentina (Presidente Roca 731). Con presencia de las autoras y editora y la participación especial de Tarot de Neptuno. Habrá hechizos, rituales y mucha magia para compartir. Acompaña Estrella de Agua cosmética natural.

Un hechizo pluripotente es un cuento que sigue las huellas de mujeres rosarinas que hicieron historia: la tenista Mary Terán, la periodista Nora Lagos, la anarquista y feminista Virginia Bolten, la artista Emilia Bertolé y la escritora Rosa Wernicke. Está dirigido a lectoras y lectores de todas las edades y contiene un juego de seis cartas originales ilustradas.

Las protagonistas del cuento son Isolda y Luna, dos amigas curiosas e inquietas que en medio de un extraño oscurecimiento de la ciudad apelan a algunos de los saberes que sus abuelas les enseñaron para revertir la situación. Un libro mágico y un mazo de cartas misteriosas que heredaron son algunos de los elementos que las chicas tienen en mano para salir a buscar los rastros de mujeres que algunas vez caminaron la Rosario de otro tiempo.

libro virs.jpg
Foto: Celina Mutti Lovera

Foto: Celina Mutti Lovera

La idea de las autoras fue desde el principio tratar de acercar a las infancias la historia de mujeres que se destacaron en distintas disciplinas y que a lo largo de su vida pasaron por la ciudad. Algunas nacieron en Rosario, otras llegaron por distintas razones, algunas estuvieron de paso pero todas dejaron una marca que ellas querían recuperar.

La intención no era contar un relato en forma de línea histórica, ni una biografía de estas figuras. Sino poder crear una trama fantástica que de una u otra forma las incluya. En eso fue central el aporte de la editora en el proceso de rescritura”, contaron Giacosa y Luco.

"Todas tuvimos, más que nada en nuestra generación, la cercanía con mujeres (vecinas, tías, amigas, abuelas) que sabían curar el empacho, el mal de ojo, la insolación, el llamado “mal de amores”, o que siempre tenían a mano esos yuyitos para todo”, explicaron. “Desde la contemporaneidad Isolda y Luna reivindican esos conocimientos populares tan desprestigiados y se apropian de ellos para ponerlos en práctica”, plantearon.

“Con celular, como cualquier chica de su edad, en bicicleta y patineta las dos salen mapear la ciudad en clave feminista”, contaron las autoras y agregaron: “El reto es encontrar en puntos estratégicos (un museo, una plaza, el diario emblemático, los suburbios) ese poder o legado que cada una dejó en su recorrido para conformar un hechizo más que potente”.

Isolda y Luna no están solas. Además de las mujeres de la historia invocan a esas otras mujeres familiares, lo que hace que la trama dialogue con los tiempos feministas que corren: la poderosa amistad entre mujeres, el legado de las que vinieron antes que nosotras, la importancia de hacer las cosas entre todos y la magia como una herramienta de transformación.

“Quisimos alejarnos de la figura de las brujas, tan estereotipada en la literatura infantil, donde siempre se las identifica con lo malo, lo feo, lo diabólico, la ropa oscura y la verruga en la nariz. Y reivindicar la figura de la bruja como la de esas mujeres que se animaron a romper estructuras, desafiar mandatos, y hacer con todo eso su propia magia”, sostuvieron.

El relato se deja leer también a partir de sus guiños al paisaje digital en que se mueven las infancias de hoy. Hay calderos pero también celulares, hay pócimas pero en versión de tutoriales, hay libros antiguos que desempolvados revelan cosas pero también marcadores para scrollear la ciudad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario