La ciudad

Preocupación por las secuelas físicas y psicológicas que deja la violencia urbana en los jóvenes

Desde el Ilar consideran que es "una de las epidemias del siglo XXI". En la mayoría de los casos, los heridos de bala no logran recuperarse y quedan postrados.

Sábado 12 de Marzo de 2016

Un relevamiento realizado por La Capital revela que la gran mayoría de los heridos de bala terminan con daños neurológicos irreversibles como consecuencia de haber recibido heridas de bala.

La violencia urbana que día a día se vive en las calles rosarinas tiene en muchos casos severas consecuencias en la motricidad de los heridos, en su mayoría personas jóvenes de entre 25 y 40 años. Tanto que desde el Instituto de Lucha Antipoliomielítica Rosario y Rehabilitación del Lisiado (Ilar) la consideran "una de las epidemias del siglo XXI).

Muchos de los heridos permanecen internados largos períodos en los sectores de terapia intensiva y consiguen recuperarse. Pero no siempre la recuperación es absoluta. Los números muestran otra realidad.

Lea la nota completa mañana en la edición de La Capital.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario