La ciudad

Preocupa el avance de la publicidad ilegal que destruye el mobiliario urbano

La cámara que reúne a empresarios del sector se comprometió a denunciar a quienes colocan afiches en sitios no autorizados (columnas, refugios del transporte o cestos).

Viernes 31 de Octubre de 2014

La publicidad ilegal sigue creciendo y, a la vez, afectando el patrimonio público y privado de la ciudad. Cuando todavía falta mucho para las elecciones 2015, las pegatinas de algunos partidos políticos empezaron a dejar su huella en las columnas, refugios del transporte, cestos y hasta bancos de la vía pública. Pero eso no es todo, también están tapando la propaganda autorizada que se ubica en sectores especialmente definidos. Por lo tanto, el perjuicio es doble: los carteles truchos afectan elementos de uso ciudadano y también a los empresarios que ejercen este negocio.

La Cámara de Publicidad en la Vía Pública, Letreros y Afines de Rosario mostró ayer su preocupación por la intensa presencia de verdaderos pósters que son instalados sobre sitios publicitarios de la vía pública indiscriminadamente. En este sentido, su presidente, Roberto Doldán, sostuvo que la actividad irregular empezó "con mucha anticipación" y pidió a la Intendencia que tome cartas en el asunto "para que, con el paso de los meses, esto no se convierta en una durísima batalla".

"Esperamos que se pueda frenar la presencia de los afiches ilegales y estamos dispuestos a colaborar porque vemos que básicamente están arruinando sitios que son de uso público", destacó antes de hacer una convocatoria a la Guradia Urbana Municipal (GUM) y la policía para que estén más atentos.

El empresario, añadió: "Llamamos a la responsabilidad de estos partidos políticos y nos ponemos a disposición del municipio para identificarlos y, si se quiere, denunciarlos penalmente", marcó Doldán.

"Pedimos que se actúe con estos grupos antes de que sea demasiado tarde", puso de manifiesto teniendo en cuenta que el año próximo será clave. Es que, ante un eventual ballotage presidencial, podría haber hasta cinco instancias de elección: las internas y generales provinciales y lo propio a nivel país más la posible segunda vuelta.

El referente de la cámara se mostró identificado con la problemática que genera la destrucción del mobiliario urbano ya que en la ordenanza que regula la actividad se creó el Consejo Asesor Publicitario (CAP), que está integrado por tres miembros empresarios y otros tres del municipio. "Se trata de un espacio de diálogo permanente a través del que se discute la dinámica de la normativa, como tipología publicitaria y tasas, entre otras cuestiones.

La ordenanza, sancionada en 2008, contempla todo tipo de actividad del rubro en la vía pública.

La cámara forma parte de la Asociación Empresaria de Rosario (AER), tiene su sede justamente allí y agrupa a la mayoría de las empresas de la región que, incluso, también operan en Capital Federal.

La publicidad en espacios no convencionales está prohibida por la ordenanza municipal Nº 8.324 decreto Nº 198/09 y la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana es la encargada de vigilar esta violación.

Desde hace varios meses, a través de esta campaña que incluye fajas alusivas, se ha labrado una importante cantidad de actas, las que, en la mayoría de los casos, han culminado con multas a los infractores.

Además de los lugares donde está prevista la instalación de carteles autorizados, los ilegales aparecieron en los últimos días arruinando elementos de áreas embelmáticas de Rosario, como el parque Independencia, entre otras.

Quieren que se use pintura antivandálica

La concejala de Unión PRO Federal, María Julia Bonifacio, presentó un proyecto de ordenanza para aplicar pintura antivandálica en el patrimonio público de la ciudad. En una primera etapa, la iniciativa plantea colocar esta pintura a los postes de luz, los semáforos y los gabinetes controladores de tránsito para, en una segunda parte, avanzar sobre las paradas de colectivos y las plazas de la ciudad.

"El vandalismo contra el patrimonio público de la ciudad no sólo genera un gasto para la Municipalidad, que tiene reparar el daño, sino que afecta a la estética de Rosario generando una contaminación visual agresiva e invasiva", explicó Bonifacio.

"La decisión de utilizar esta nueva tecnología se debe a los constantes embates que sufren los monumentos", describió la edila.

El proyecto tiene como objetivos impedir el pegado de afiches publicitarios, carteles y graffitis y contribuir con el mantenimiento público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario