Pandemia

Preocupa el aumento de contagios e internaciones en personas menores de 50 años

Se trata del grupo etario que aún no fue vacunado, sale a trabajar o participa de reuniones sociales donde se relajan los cuidados sanitarios.

Martes 13 de Abril de 2021

Son el grupo etario al cual aún no ha llegado la vacunación, sale a trabajar o participa activamente de reuniones sociales, donde suelen relajarse las restricciones necesarias para evitar la transmisión del virus. En las últimas semanas, la mayoría de los contagios de Covid-19 se encuentra entre menores de 49 años y, según advierten desde las unidades de cuidados críticos de hospitales y sanatorios, también está bajando la edad de los pacientes que demandan internación.

La ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, planteó el tema este lunes por la mañana en una conferencia de prensa donde comentó los avances del plan de vacunación. “El gran problema es el nivel de contagio que se está acelerando, va muy rápido la curva en esta segunda ola y se contagia gente más joven con cuadros más graves”, evaluó y comentó que llegan a los hospitales incluso pacientes “de entre 30 y 40 años”.

La provincia no se recorta del escenario que se observa a nivel nacional. Desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (Sati) se advirtió este fin de semana sobre el crecimiento en la ocupación de camas críticas y el ingreso de pacientes más jóvenes que en el primer pico de la pandemia. “Si el año pasado teníamos pacientes arriba de 60 años con comorbilidades; hoy tenemos menores de 50 y sin comorbilidades con mala evolución”, sostuvo Guillermo Chiappero, vicepresidente de la entidad.

La misma preocupación se escucha en los pasillos de los hospitales provinciales. En el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria actualmente están ocupadas las 18 camas de cuidados críticos para pacientes Covid-19 que tiene el centro de salud, sin contar las disponibles en el hospital modular inaugurado el año pasado. El promedio de edad de los pacientes es de 51 años.

Según advierte Damián Lerman, infectólogo del efector provincial y vicedecano de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR, “el promedio de edad de las personas que están demandando internación es menor que en la primera ola”.

La primera explicación de este fenómeno es el crecimiento de las infecciones entre personas menores de 50 años. “Claramente es una edad donde hay una mayor exposición laboral, es la gente que más se mueve en la calle o participa de actividades donde se relajan los cuidados necesarios para prevenir contagios”, consideró.

La aparición de variantes del virus más agresivas, que afectan a poblaciones de menor edad, “puede ser otra de las hipótesis vinculada a la disminución de la edad de afectación crítica, pero aún no tenemos demasiada evidencia en este sentido”, aclaró.

En detalle

De acuerdo a los datos que se manejan en la Secretaría de Salud del municipio, en las últimas semanas los casos confirmados de Covid-19 crecieron en dos franjas etarias definidas: la de los adultos jóvenes, de 30 a 44 años, y la de adultos de 45 y 59 años.

De acuerdo a la evidencia médica, en esa franja es bajo el porcentaje de los casos que pueden evolucionar mal. No obstante, a más infecciones crece también el número de pacientes que terminan hospitalizados.

“Estamos viendo un crecimiento de los pacientes de entre 30 y 50 años”, sumó Carolina Subirá, referente del servicio de Infectología de Grupo Oroño.

Según describió, actualmente, en los sanatorios que integran el grupo, el 38 por ciento de los pacientes ingresados en áreas Covid con asistencia respiratoria mecánica tienen menos de 60 años. La edad promedio está apenas dos años por encima.

Para la profesional, la disminución de edad en las unidades críticas está relacionada con el aumento de los contagios en esa misma franja de edades. “Estamos viendo que la mayor cantidad de contagios se da en esa edad, lo cual es concurrente con lo que ocurre a nivel país. Si de los que se contagian, un 5% va a cuidados críticos, a mayor cantidad de contagios, mayor cantidad total de internaciones”, explicó.

Según advirtió Subirá, “ese 5 % era el valor que manejábamos de la cepa original, veremos si las nuevas variantes circulantes se comportan más agresivamente y suben el porcentaje que requiere cuidados críticos”.

Con variantes conocidas o por conocer, el único camino para evitar contagios es reforzar la prevención: ventilar los ambientes, mantener la distancia social, el correcto uso del tapabocas y la higiene de manos. Hasta que pase la segunda ola.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario