La ciudad

Premiaron a la escuela rosarina que rinde homenaje a una joven desaparecida

Se trata de la escuela de barrio Tablada que, por iniciativa de sus alumnos y docentes, fue bautizada recientemente con el nombre Sonia Beatriz González, una obrera desaparecida en 1976, durante la última dictadura cívico-militar.

Viernes 30 de Noviembre de 2012

La Escuela Secundaria Nº 551 Sonia Beatriz González fue distinguida con el segundo lugar en el Premio Presidencial Escuelas Solidarias 2012, entre unas mil experiencias de todo el país. El premio lo recibieron este mediodía en el Salón Leopoldo Marechal del Palacio Sarmiento, y de manos del ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. Esta secundaria es el primera escuela de la provincia de Santa Fe que lleva el nombre de una víctima de la dictadura, en este caso el de la joven obrera desaparecida en 1976. El nombre fue propuesto y votado por alumnos y docentes.

El proyecto es “Haciendo caminos, en busca de un nombre para nuestra Escuela Secundaria Nº 551”, presentado por la institución de barrio Tablada en la octava edición del Premio Presidencial Escuelas Solidarias 2012. De este certamen nacional participaron casi mil experiencias de todo el país, de escuelas de distintos niveles y modalidades, tanto públicas como privadas.

Entre esa cantidad de proyectos, el de la Secundaria Nº 551 resultó finalista y premiada por "su calidad y excelencia". Este premio nacional reconoce los proyectos en vías de realización que promuevan “aprendizajes solidarios y de servicios a la comunidad”. Lo hace también solventando las iniciativas institucionales.

Hace poco más de un año estudiantes y profesores de la Secundaria Nº 551 se dieron la tarea de elegir un nombre para su escuela. Para eso trabajaron en distintas propuestas, sobre las que investigaron, argumentaron y terminaron votando. Así quedaron como posibles nombres para la institución, llamarla: Sonia B. González, María Elena Walsh, León Gieco y barrio Tablada.

Los chicos votaron y quedó por mayoría el nombre de Sonia Beatriz González Avalos en homenaje a la joven trabajaba en el Frigorífico Swift desaperecida en la última dictadura. Sonia tenía 18 años cuando se la llevaron de su casa de Centeno y Necochea el 14 de julio de 1976, a las 2 de la madrugada ante su familia. Su desaparición fue denunciada a la Conadep y juzgada en la causa Díaz Bessone, en los Tribunales Federales de Rosario.

Según explicaron los estudiantes en aquel momento, la elección de este nombre fue para tener presente “la memoria, la vida y la alegría”. Así y luego de la decisión estudiantil, el trámite de imposición del nombre arrancó el año pasado y siguió sus pasos con la apertura del expediente correspondiente. Sin embargo, para llegar al nombramiento definitivo, esta iniciativa primero debió sortear decisiones inexplicables de funcionarios del Ministerio de Educación de la provincia, que no aceptaban el nombre de la joven por no encuadrarse "en la normativa vigente".

La decisión que había firmado la directora provincial de Educación Secundaria, Nora Reina, estalló públicamente y al día siguiente quedó sin efecto, y el Ministerio de Educación aprobó de inmediato el nombre ternado por los alumnos y profesores.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario