La ciudad

"¿Por qué a mi hijo lo dejaron preso y al hermano de Messi no?"

Se lo preguntó ayer el secretario general de los recolectores, Marcelo "Pipi" Andrada, al encabezar un masivo acto frente a la alcaidía.

Viernes 13 de Septiembre de 2019

En un hecho inédito, una multitud de recolectores de residuos se concentró ayer ante las puertas del flamante penal de 27 de Febrero al 7800 para exigir la libertad de Guido Andrada, el hijo del secretario general del Sindicato de Recolectores de Residuos de Rosario, Marcelo "Pipi" Andrada. El joven de 21 años está detenido desde el viernes pasado imputado por el delito de portación ilegal de arma de fuego. "¿Por qué a mi hijo lo dejan preso y al hermano de Messi, que le pasó lo mismo, lo dejaron libre?", se preguntó el líder gremial desde un palco que se montó a metros de la puerta de la alcaidía y denunció que el muchacho es un "preso político".

A pesar de que altas fuentes del sindicato le habían asegurado a La Capital que iban a desplazar cerca de un centenar de camiones de las empresas recolectoras hasta las puertas del penal, negociaciones de último momento con funcionarios municipales los hicieron declinar de esa idea. No obstante, las camperas celestes con el logo "Rosario =" coparon la calle en la zona de 27 de Febrero al 7800.

La imagen se coronó con decenas de pasacalles con la inscripción "Libertad a Guido Andrada. Preso político", acompañados con las siglas de agrupaciones como el Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario; la Corriente Clasista y Combativa (CCC); la Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA) y la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt), entre otros.

Con la música de bombos, redoblantes y trompetas de fondo, el secretario general del Sindicato de Recolectores rosarinos se quejó porque no lo dejan ver a su hijo. "Desde el viernes que no podemos verlo. Está detenido porque es mi hijo. Acá hay una persecución a un dirigente gremial", aseguró.

Guido Andrada fue detenido tras ser sorprendido en un control de rutina al mando de un Honda Civic junto a un hombre que estaba armado con una pistola calibre 9 milímetros. Se trata de Sandro José Maidana, de 37 años, quien había sido condenado el 22 de mayo por lesiones gravísimas, ya que había atacado y baleado a un muchacho, a punto tal que debieron amputarle una pierna.

"Pipi" Andrada no dudó en señalar ayer que su hijo fue condenado "porque en su Facebook tiene la foto con el compañero Hugo Moyano" y otra con él. "Por eso lo juzgan, es lamentable", puntualizó.

En ese orden, trazó una comparación con lo sucedido con Matías Messi, el hermano de Lionel, quien también fue sorprendido armado por la policía. "A él le pasó lo mismo y lo dejaron en libertad, ¿por qué entonces a mi hijo no?", se preguntó.

El líder gremial destacó que Maidana "es legítimo usuario del arma, tiene todos los papeles, por eso no entendemos por qué ambos fueron detenidos". No obstante, aclaró que su hijo "no sabía que su acompañante estaba armado".

"Lo llevó desde la zona sur, donde estamos construyendo un camping, hasta su casa. El operativo fue en la puerta de la casa", precisó Andrada.

Sin medias tintas, dijo que lo están juzgando "por ser sindicalista y tener a los trabajadores con el mejor sueldo de Rosario y la provincia, y porque estamos alineados con Moyano".

El defensor de su hijo, Jorge García Cupe, apeló ayer la resolución del juez, Florentino Malaponte, que le dictó prisión preventiva por 90 días a Guido Andrada. "Espero que la Cámara evalúe diferente, le dé otro tratamiento y le conceda la libertad de forma inmediata", indicó el letrado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario