La ciudad

¿Por qué después de vacunarse hay que seguir usando barbijo y tomando distancia?

Con los dos componentes de las dosis se evita en un 95% la posibilidad de enfermarse. Pero, aunque atenuado, el riesgo continúa

Domingo 21 de Febrero de 2021

La campaña de vacunación contra el coronavirus avanza en el mundo, pero también genera dudas. Entre ellas, las vinculadas a los efectos protectores de las vacunas. Los médicos y científicos insisten en que las personas que ya fueron inoculadas sigan usando barbijo y manteniendo la distancia social. Si es así, ¿cuál es la utilidad de las vacunas contra el Covid-19? ¿Existe el peligro de que la población crea que porque las vacunas están más cerca la pandemia está por terminar?

La Capital consultó al infectólogo y especialista en clínica médica Damián Aguila. El profesional, que es referente del COE (área sanitaria de la Municipalidad) y director la carrera de posgrado en Infectología de la UNR, respondió a las inquietudes.

Ante la consulta sobre por qué una persona que recibe las dos dosis de la vacuna no puede dejar de usar barbijo o acercarse a otras, explicó que aún con las dos dosis inoculadas se deben seguir las mismas medidas recomendadas para la prevención de los contagios. Hasta el momento los mejores resultados de los ensayos aseguran un 90 a 95% de eficacia para no enfermarse por Covid-19 y 100% para prevenir la enfermedad. Los estudios siguen en marcha y aún está por dilucidarse si la vacuna previene la transmisión y el tiempo que durará su efecto protector.

Leer más: La provincia negó rotundamente que Perotti haya hecho vacunar a su madre y a su esposa

“Es posible que una persona se vacune y que luego se infecte con Sars Cov 2, sin presentar síntomas, pero se lo puede transmitir a otra persona. Además, si algo aprendimos en esta pandemia es, ante todo, a ser prudentes”, indicó.

El especialista manifestó que la vacunación es “indispensable”, y dijo: “Las vacunas, el agua potable y el saneamiento ambiental fueron pilares en la lucha contra las enfermedades. Tenemos la esperanza de que una vacuna eficaz disminuirá la enfermedad, hospitalizaciones y muertes relacionadas con el Covid y contribuirá a limitar los efectos sanitarios, económicos y sociales que generó esta pandemia”.

En cuanto al nivel de protección que ofrece la vacuna para las personas más jóvenes y para los adultos mayores, explicó que “si bien la cantidad de mayores de 65 años que participaron en los estudios fue menor, los informes preliminares de las vacunas refieren que generan una fuerte y adecuada inmunidad en mayores y menores de 65 años. Pero los estudios continúan”.

El infectólogo explicó que “la inmunidad de rebaño o inmunidad colectiva es un concepto utilizado en vacunación en el que una población puede protegerse de un determinado virus si se alcanza un umbral de población vacunada. El porcentaje de personas que necesitan tener anticuerpos para lograr la inmunidad colectiva contra una enfermedad, varía con cada enfermedad. Por ejemplo, el sarampión requiere que el 95% de la población esté vacunada, la poliomielitis, el 80%”.

Leer más: El Gobierno espera llegar a 2,8 millones de dosis en marzo próximo

“Me gustaría mencionar que no se puede alcanzar inmunidad colectiva en forma natural (contagiándonos) sin generar una inaceptable mortalidad y sufrimiento, y la inmunidad colectiva previene la enfermedad en los grupos vulnerables que por diversos motivos no pueden ser vacunados o en aquellos que no logren generar anticuerpos. Por eso decimos que vacunarse es además es un hecho solidario. En lo personal no pienso que no se vaya a lograr, estoy muy esperanzado en que será un logro de la humanidad”, indicó.

"La inmunidad colectiva previene la enfermedad en los grupos vulnerables que por diversos motivos no pueden ser vacunados o en aquellos que no logren generar anticuerpos. Por eso decimos que vacunarse es además es un hecho solidario. En lo personal no pienso que no se vaya a lograr, estoy muy esperanzado en que será un logro de la humanidad", agregó.

¿Cuál es su mirada y cuáles sus expectativas respecto de la campaña de vacunación en Argentina?

En este momento la vacunación en nuestro país está supeditada a la llegada del insumo. Ya sabíamos que inicialmente la provisión iba a ser limitada por la demanda mundial y la capacidad de producción. En los próximos meses la producción aumentará paulatinamente, incluso esperamos nuevas presentaciones que faciliten el traslado y conservación. Argentina, al igual que otros países del mundo, está implementando una estrategia de vacunación escalonada y en etapas, en la que se irán incorporando distintos grupos de la población definidos como “población objetivo a vacunar” en forma simultánea y/o sucesiva, sujeta al suministro de vacunas y priorizando las condiciones definidas de riesgo. Cuando hablamos de riesgo, nos referimos a la posibilidad de desarrollar la enfermedad grave y complicaciones por Covid, la probabilidad de una mayor exposición al virus, la necesidad de mitigar el impacto de la enfermedad en la realización de actividades socioeconómicas y la posibilidad de incidir en la cadena de transmisión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS