La ciudad

Por primera vez, Efectivo La Capital fue obtenido por dos fieles lectores de la región

Los afortunados lectores, uno de Alcorta y otro de Cruz Alta, se repartieron 25 mil pesos y contaron felices sus anécdotas con el diario.

Domingo 01 de Junio de 2014

Por primera vez la suerte de Efectivo La Capital salió de paseo fuera de Rosario y repartió el premio de 25 mil pesos entre dos fieles lectores, Ricardo Cardinali y Horacio Alberione, de Alcorta y Cruz Alta (Córdoba), respectivamente. Ambos viajaron el viernes para recibir el premio y llenaron la tarde de anécdotas imperdibles. "Después de ser legislador renuncié a la jubilación de privilegio", contó el primero con naturalidad mientras posaban para la foto y le llovieron felicitaciones.

Cardinali sonrió como un compinche para explicar que, ante los ojos de la mayoría, esa actitud más que un galón de ética, sonaba a oportunidad desaprovechada. "Mejor no le digo lo que me dicen", contó entre risas. Pasó los 70, es abogado, vive en Alcorta y quedó marcado por las visitas que a los 16 años le hacía dos veces por semana al ex gobernador del Partido Demócrata Progresista, Luciano Molina. De aquellas tardes todavía recuerda una declaración de principios: "Al país hay que darle y no sacarle", cuenta que le aconsejaba el por entonces ya mayor político santafesino que había rechazado el retiro de privilegio.

Según remarcó, su familia está ligada a LaCapital hace más sesenta años, casi los mismos que otra familia, los Piazza, llevan vendiendo el diario en esa localidad, a unos 90 kilómetros de Rosario y uno de las dos primeras ciudades fuera de Rosario en albergar la suerte del ya famoso concurso Efectivo La Capital.

Alberione es arquitecto y jubilado docente, y viajó desde Cruz Alta con su esposa Claudia para recibir los 12.500 pesos que deberá compartir con su vecina Beatriz, con quien forma una sociedad lectora del diario, uno a la mañana y otro a la tarde. Fue la mujer quien tuvo a cargo el control de la tarjeta que al final resultó ganadora. A cada una de las cifras les venía haciendo una marca hasta que el jueves completó las cinco coincidencias y dio la voz.

"Mi mamá, Marisi Bruzzone, que tiene 80 años y es maestra, siempre me contó que me enseñó a leer con La Capital, que llegaba a Cruz Alta al hotel donde trabajaba mi familia, que era la encargada de repartirlo", recordó Alberione.

En aquellos años el diario llegaba a Cruz Alta, a unos 120 kilómetros de Rosario, a bordo de los colectivos y era Marisi la encargada de distribuirlo entre los cruzalteños. "Cuando se enteró que gané y que venía a La Capital, me pidió que contara esa anécdota", explicó el hombre, que tiene tres hijas estudiando en esta ciudad y donde presume, será la primera escala del dinero ganado.

"Me parece que va a quedar en Rosario", dijo sonriente. Para Claudia, el paso de la fortuna por los pueblos vecinos, entusiasmará a más de uno. "Siempre se piensa que los concursos son para las ciudades", comentó.

siete días en rosario

Una ciudad federal

dveiga@lacapital.com.ar

LA CAPITAL

La semana empezó con una inédita postal y terminó con otra de similares características. El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, bailando un chamamé con la intendenta Mónica Fein en barrio Las Flores (el domingo pasado), y la confirmación de que bajó a la mitad la cantidad de heridos en hechos violentos en Rosario (hoy).

El baile se dio en la plaza Itatí, a no más de cuarenta metros de donde hace dos años se desbarató un kiosco de drogas. Ahí, Berni recibió elogios de vecinos que vivían encerrados en medio de una zona de guerra entre bandas narco. Para ellos fue el mejor festejo de un 25 de Mayo en décadas. La posibilidad de ver los frutos que crecen cuando todos los estamentos del Estado trabajan juntos. La prueba tangible de que se puede cambiar en serio la realidad de la gente. La certeza de que cuando la política se practica de verdad, sin mezquindades, las utopías dejan de serlo.

Fue necesaria esa unión para que 2 mil gendarmes comenzaran a hacer en Rosario lo que nunca hizo la policía local. Arrebatadores y punguistas parecen haber desaparecido de las barriadas, para la alegría de vecinos que, de a poco, vuelven a charlar en la vereda.

El desembarco federal comienza a tener números concretos: más de 3 mil rodados incautados (la mayoría motos), 400 detenidos e indicadores que no parecen ser de la misma ciudad en la que los homicidios crecían a un ritmo vertiginoso. En el Heca, en mayo hubo días en los que no ingresó ni un solo baleado.

Paralelamente, la provincia licitó obras vitales en barrios periféricos. Así, la disminución de la inseguridad comenzará a ser acompañada por cuadras con asfalto, luces, cloacas... dignidad. Algo que miles de vecinos están comenzando a tener. Y eso siempre es saludable. Tanto, como bailar un chamamé en la plaza Itatí.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario