La ciudad

Por obras de la EPE, volvieron a instalar corralitos en la peatonal Córdoba

En pleno diciembre y durante las semanas de mayor movimiento comercial por las fiestas de fin de año, se inició la última etapa de renovación de cables

Sábado 09 de Diciembre de 2017

Tres años después de haber iniciado la renovación del tendido eléctrico de la peatonal Córdoba, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) puso en marcha la última etapa de los trabajos. Se trata de la conexión de los locales a la red de media tensión, lo que mejorará la performance del sistema durante los meses de mayor consumo. Sin embargo, los comerciantes cuestionaron la oportunidad de la obra: en pleno diciembre y durante las semanas de mayor movimiento generado por la proximidad de las fiestas de fin de año.

Caminar el jueves por la mañana, antes del feriado de ayer, en los cien metros peatonales que van de Entre Ríos a Mitre alcanzaba para entender el enojo de los comerciantes. Tres corralitos de la EPE salpicados en la cuadra, obligaban a una suerte de carrera de obstáculos a quienes querían aprovechar el día para las primeras compras navideñas.

Según se explicó desde la prestadora del servicio eléctrico, los trabajos que se están desarrollando son las "acometidas" para cada cliente, es decir la derivación de la conexión de cada propiedad desde la antigua a la nueva red eléctrica. Lo que implica la rotura de la acera, "en lugares puntuales que se reparan en el día".

En alerta

Sin embargo, la aparición de operarios, herramientas y vallas nuevamente en la peatonal puso en alerta a los comerciantes que ya convivieron con la obra eléctrica durante 2015. "De acuerdo al cronograma que nos presentaron cuando el proyecto estaba a la mitad, los trabajos deberían haber finalizado a mediados de 2016. Un año y medio después todavía se están haciendo las conexiones de los locales a la nueva línea eléctrica", advirtió Ricardo Diab, presidente de la Asociación Empresaria de Rosario.

El referente de la entidad que agrupa a gran parte de los comerciantes e industriales locales apuntó que "para el desarrollo de los trabajos se están buscando los momentos más adecuados para poder hacer las tareas de la forma más disimulada posible". No obstante, cuestionó que "se haya esperado" hasta el último mes del año para concretar las conexiones.

"Son tareas que increíblemente quedaron pendientes, que por algún motivo no se terminaron en su momento. Si no se hacían, este verano íbamos a tener todo el cableado nuevo y no íbamos a poder utilizarlo", apuntó.

Inoportuno

El Presidente de la Asociación Casco Histórico, Fabio Acosta, también cuestionó la oportunidad de las obras. "Primero tuvimos que padecer todo lo que fue el recambio de cables de media tensión. Eso se terminó, pero nunca se hizo la conexión domiciliaria de los frentistas. Por eso, ahora temenos convivir con otra obra", explicó.

Si bien, a diferencia de la obra de renovación del tendido subterráneo, esta vez los vallados son pequeños y no está completamente interrumpido el tránsito peatonal, "hubiéramos preferido que el proyecto se hiciera de una sola vez, no de a poco".

Consideración

Para el titular de la entidad que agrupa a comerciantes y vecinos del centro, "la EPE tendría que haber considerado que el cronograma de trabajo no afecte a los períodos más importantes de ventas".

Y criticó que no se haya advertido a los comerciantes sobre el inicio de los trabajos y el plazo previsto para su finalización. Al fin y al cabo, dijo: "Estamos haciendo de todo para aumentar la competitividad del centro y llenan de corralitos la peatonal en las semanas de más ventas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario