La ciudad

Por las obras caseras, hubo mayor demanda en las ferreterías

El de las ferreterías es uno de los pocos sectores que pueden mantener sus puertas abiertas durante el tiempo que dure el aislamiento social que se decretó oficialmente para detener el avance del coronavirus en el país.

Miércoles 25 de Marzo de 2020

El de las ferreterías es uno de los pocos sectores que pueden mantener sus puertas abiertas durante el tiempo que dure el aislamiento social que se decretó oficialmente para detener el avance del coronavirus en el país. La Cámara de Ferreterías y Afines de la República Argentina (Cafara) señaló que esta situación provocó un aumento en la cantidad de gente que fue a comprar a esos negocios, pero al mismo tiempo señaló que se analiza reducir el horario de atención en los locales para colaborar con el objetivo oficial de reducir la circulación.

La mayoría de los comercios mantuvieron cerradas sus puertas durante el feriado largo pero para los próximos días, Cafara sugerirá implementar un horario de atención reducido. Sergio Angiulli, presidente de cámara, contó que mucha gente salió a comprar elementos para hacer arreglos pendientes en el hogar. "La gente quería comprar algo en la ferretería para hacer en su casa, aprovechar el tiempo para hacer una reparación, pintar una puerta", explicó. También aclaró que muchos comercio cerraron rápidamente porque son atendidos por gente mayor con patologías de alto riesgo.

El de las ferreterías es uno de los rubros exceptuados de la cuarentena total, por vender productos muy importantes para los días que corren como barbijos y desinfectantes y también para responder a las urgencias que podrían darse en un hogar, situaciones que requieren una solución inmediata como arreglar una canilla. De hecho, el presidente Alberto Fernández mencionó expresamente a este sector como uno de los exceptuados, cuando dispuso las medidas de emergencia.

"Vamos a prestar el servicio como nos han pedido, pero vamos a tener un horario reducido y vamos a cuidar las medidas de seguridad mucho más, creo que el ingreso va a ser de dos personas, hasta el sábado fue de tres. Muchos asociados nos preguntan cómo trabajar y el horario sugerido va a ser de 9 a 15 para los que puedan estar, si es que no tienen ningún factor de riesgo", detalló Angiulli.

Por otra parte, el presidente de Cafara explicó que muchos proveedores ya están comunicando que no van a entregar mercadería y señaló que "esto puede complicar el abastecimiento". El empresario dijo que hay unas 300 ferreterías en la ciudad.

"Esperemos que esta cuarentena frene el contagio, comercialmente esto va a ser catastrófico, pero no estamos trabajando en este momento para salvarnos comercialmente, estamos trabajando para cumplir con un servicio y cuidarnos muchísimo", apuntó Angiulli.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario