La ciudad

Por la crisis económica, cada vez menos rosarinos hacen la revisión técnica

La caída en la demanda de la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) es del 20 por ciento. El último verano, el trámite costaba 860 pesos, hoy sale 1.355 pesos.

Domingo 03 de Febrero de 2019

Entre los meses diciembre y febrero se suele dar el pico anual de demanda de propietarios autos que concurren a hacer la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) a los locales habilitados. Si bien el documento puede ser requerido por cualquier agente de fiscalización en la circulación por la vía pública, es normal que los conductores que buscan un destino de veraneo elijan salir a la ruta asegurándose de tener el vehículo en condiciones y todos los papeles en regla, ya que el requisito es exigido por la ley nacional de tránsito.

El precio en la provincia de Santa Fe está regulado por la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), que establece un precio único del servicio. En el caso de los autos particulares es de 33 unidades fijas que, a valores de enero, representan un desembolso de 1.355 pesos. En el mismo mes de 2018, el trámite costaba 860 pesos. El costo se elevó un 57 por ciento, de la mano del pronunciado aumento que tuvieron los combustibles durante 2018 en el marco de un mercado desregulado por decisión del gobierno nacional.

El aumento del precio, más la degradación de la situación económica doméstica de la mayoría de los rosarinos, provocó que la demanda tuviera una leve caída en los talleres rosarinos. Así lo indicó Rodolfo Maggi, responsable del centro de inspección Isva (Uriburu y Circunvalación). "Todos los veranos triplicamos la cantidad de autos particulares del invierno, que son entre 80 y 100 por día. Y ahora estamos revisando entre 220 y 230. Estamos con un 20 por ciento menos", detalló el ingeniero mecánico. Entre las razones, lo atribuyó a "la crisis económica", y apuntó que "el hecho de que menos gente haya podido irse de vacaciones tiene su impacto, ya que es la razón por la que muchos vienen a hacerla".

Por su parte, el encargado de Diley (Francia y Circunvalación), Rubén Barra, aseguró que durante diciembre y enero se incrementó la cantidad de gente que concurre a los talleres respecto de meses anteriores, pero aún no tiene cifras cerradas para comparar con el verano pasado. "Entre diciembre, enero y febrero siempre se percibe un aumento en la demanda de trabajo entre los que tienen que renovarlo y los que deben hacerlo por primera vez. Pero es fluctuante, un día vienen más y otros menos", dijo el ingeniero mecánico.

"3 años debe tener el vehículo para estar en condiciones de ser sometido a la RTO"

Requisitos

Santa Fe adhirió a la ley nacional en 2007, extendiendo la obligatoriedad del requisito para el transporte de carga y pasajeros a los autos de uso particular. La legislación vigente indica que la RTO debe ser realizada por los titulares de vehículos de más de tres 3 años de antigüedad. A partir de allí, y hasta los 7 años de antigüedad la revisión técnica es obligatoria cada 2 años. Con más de 7 años, los coches deben pasar por los centros de inspección técnica vehicular en forma anual.

Para hacer el trámite, los titulares deben presentarse con tarjeta verde, carnet de conducir, póliza de seguro vigente, recibo de patente al día y, si el auto cuenta con equipo de gas natural comprimido (GNC), la cédula correspondiente. En caso de tener los vidrios polarizados, deberá presentar la oblea sólo si está radicado en Rosario.

En cuanto a los turnos, los transportistas pueden presentarse sin solicitarlo, mientras que los particulares deben hacerlo por internet. El trámite es sencillo y se puede conseguir turno para el día siguiente. La demora desde que el propietario llega al taller,realiza el pago, hace la cola, se chequean los documentos, se ejecuta la inspección y se retira es de entre 30 y 40 minutos.

"El usuario no puede ver si hay anomalías en el tren delantero ni trasero, o en los frenos. Ahí detectamos las fallas"

En Rosario sólo hay dos lugares habilitados: los talleres Diley de Francia 5873 (Francia y Circunvalación); y el centro Isva en 25 de Mayo 4704 (Uriburu y Circunvalación). También hay talleres en localidades cercanas como Villa Gobernador Gálvez, Roldán y Puerto San Martín.

Fallas usuales

En promedio, Barra afirma que hay un 15 a 20 por ciento de coches que no superan la inspección. Los problemas más usuales son los que resultan imperceptibles al ojo del propietario, y sólo se ven en la fosa. "El usuario no puede ver si hay anomalías en el tren delantero ni trasero, o en los frenos. Ahí es donde nosotros detectamos la mayoría de las fallas", analiza Barra.

Maggi, por su parte, suma "la amortiguación y las luces, que también son importantes en la ciudad". Por ello, señaló que es equívoca la noción de que la RTO se debe hacer solo antes de salir a la ruta. "Los accidentes por fallas mecánicas, como los frenos,son más fatales en la calle que en la ruta", refirió.

Si el vehículo no pasa la revisión, hay dos tipos de desaprobados: uno condicional que permite seguir circulando durante un máximo de 60 días mientras se realizan los arreglos pertinentes, y un rechazo que manda el vehículo directo al mecánico. En ninguno delos dos casos hay que volver a abonar la revisión, si se respeta el plazo de dos meses para volver al taller.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});