La ciudad

Policías darán charlas en escuelas para evitar falsas amenazas de bomba

El 1º de septiembre del año pasado, entre la 0 y las 20, el 911 recibió 33 llamados advirtiendo la presencia de artefactos explosivos en distintas escuelas.

Miércoles 11 de Abril de 2018

El 1º de septiembre del año pasado, entre la 0 y las 20, el 911 recibió 33 llamados advirtiendo la presencia de artefactos explosivos en distintas escuelas. Ese día, todas las cuadrillas operativas de la policía provincial tuvieron que abocarse a desalojar e inspeccionar los colegios, dejando de lado otras tareas. Para prevenir estas situaciones, desde el Ministerio de Seguridad de la provincia se pondrá en marcha una serie de actividades en escuelas para concientizar a los estudiantes del secundario sobre las consecuencias que tienen estas amenazas, clásicas de la época de clases. De los talleres participarán los mismos operadores de la línea de denuncias.

Según indicaron fuentes del área, la tarea quedará en manos de equipos formados por los mismos operadores del 911 y talleristas de la cartera de Educación. El objetivo es explicar a los estudiantes las consecuencias que tienen estos llamados.

Tal como lo publicó LaCapital en su edición de ayer, a poco de comenzar las clases las escuelas ya denunciaron cuatro advertencias que resultaron falsas. Las autoridades de la Región VI de Educación repartieron instrucciones a las escuelas para abordar el tema con los alumnos y sus familias.

Los llamados falsos que se reciben en las escuelas señalando sobre la presencia de artefactos explosivos no resultan ningún chiste. Según recordaron ayer funcionarios de Seguridad, el año pasado hubo un día en que el centro quedó vacío de policías porque todas las cuadrillas estaban abocadas a los operativos que se desarrollaban en las escuelas.

Por eso, para evitar estas situaciones, se proyectó una serie de talleres para explicar cómo funciona el sistema del 911 y qué sucede cada vez que se recibe este tipo de denuncias.

El personal de seguridad encargado del servicio será quien explicará los protocolos de actuación para cada uno de estos casos, cómo se gestionan las comunicaciones y se asigna el personal. Los operadores estarán acompañados de talleristas del Ministerio de Educación provincial.

Las primeras experiencias se desarrollarán en escuelas de la capital provincial y, según estimaron, en 20 o 30 días podrían comenzar los talleres en las escuelas de Rosario.

En estas dos ciudades, el año pasado los llamados advirtiendo sobre artefactos explosivos en las escuelas se convirtieron en una epidemia, contabilizándose por cientos.

La situación mereció la apertura de una investigación penal en cuyo marco quedaron imputados una decena de personas por el delito de intimidación pública.

Entre ellos, un hombre de 56 años, a quien se acusó de realizar llamados a facultades, colegios y la sede de la Gobernación. En su casa encontraron cuatro teléfonos celulares, diez chips, un arma de fuego y DNI apócrifos. Esta persona continúa detenida a la espera de un juicio oral.

En tanto, hay otra decena de imputados con quienes se está buscando alguna medida alternativa.

Son todos padres de alumnos de colegios secundarios y titulares de las líneas desde donde salieron las falsas amenazas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});