La ciudad

Policía Comunitaria: se abre la etapa de cobertura de las 500 vacantes

Provincia y municipio firmaron un acuerdo para la convocatoria, selección y formación de los postulantes a la nueva fuerza de cercanía. Lamberto no descartó "acelerar los tiempos con una doble escolaridad".

Miércoles 19 de Marzo de 2014

En la búsqueda de contención a la creciente violencia en distintos sectores de Rosario, la provincia y el municipio suscribieron ayer un convenio de colaboración para la convocatoria, selección y formación de los agentes que completarán las 500 vacantes con especialización en Policía Comunitaria. Apremiadas por un debut pautado para abril próximo, las autoridades apuestan a una rápida incorporación a la nueva fuerza de seguridad de "mujeres y hombres que viven en la ciudad, que conocen sus barrios y se involucran en los problemas de los vecinos".

Tras firmar el convenio en el Palacio de los Leones, la intendenta Mónica Fein recordó que la Policía Comunitaria se activará en lo inmediato en Las Flores, La Granada y 17 de Agosto y ratificó la pretensión de que la fuerza de cercanía cuente con "mujeres y hombres que viven en la ciudad, que conocen sus barrios y se involucran con los problemas de los vecinos".

Detrás de ese objetivo, el titular del Instituto de Seguridad Pública (Isep), Aniceto Morán, conducirá el proceso de formación de los postulantes, aún sin fecha de inicio. Por lo pronto, la Policía Comunitaria comenzará mañana las "recorridas de sensibilización" (para notificar a los vecinos del lanzamiento del programa en abril) en Las Flores, La Granada y 17 de Agosto. Y su entrada en escena estará a cargo de 45 agentes, que serán acompañados por otras reparticiones y hasta por Gendarmería.

Por su parte, el ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, enmarcó este proceso en una decisión política de organizar a la policía en unidades territoriales más pequeñas que, además de encarar las tareas específicas de la fuerza, permitan fomentar la participación ciudadana e impulsar la injerencia de los gobiernos locales.

Fein, en tanto, consideró "fundamental formar agentes que sepan de mediación, diálogo y convivencia, pero que no dejan de ser policías armados que tienen que saber actuar en situaciones de conflicto".

A su vez, Lamberto destacó que la convocatoria implica otro desafío. "Según las estadísticas, la inscripción a la policía encuentra una preferencia más alta en el centro norte de la provincia, estando el sur menos interesado en esa profesión", explicó.

También abonó la posición esgrimida por la intendenta respecto de la importancia de contar con personal policial "de las zonas vinculadas con el desarrollo de su actividad".

Seguridad aportará todas las herramientas necesarias para agilizar la convocatoria de la Municipalidad y, en ese marco, tallará la colaboración del Isep, que dictará el curso de formación a desarrollarse a lo largo de 2014.

Además, la administración de Fein pondrá a disposición los espacios físicos que resulten necesarios para las inscripciones de los postulantes, que se podrán realizar en forma digital en los Centros Municipales de Distrito (CMD).

Sobre la fase de formación, Lamberto no descartó "acelerar los tiempos con una doble escolaridad para poder tener a los nuevos agentes en la calle a lo largo del año".

Para acceder a la tecnicatura superior en seguridad pública y ciudadana hay que ser argentino (nativo o por opción), tener título secundario o polimodal completo (excluyente, sin adeudar materias a la fecha de incorporación), poseer condiciones de salud y aptitudes psicofísicas compatibles con el desempeño de las funciones correspondientes al escalafón general, no haber recibido condena de la Justicia nacional o provincial por delitos o contravenciones (haya o no cumplido la pena impuesta) ni tampoco estar procesado (hasta que obtenga sobreseimiento definitivo o absolución con aclaración, cuando la ley lo contemple).

El interesado deberá tener entre 18 y 28 años (al 31 de diciembre de 2014), no revestir como empleado público provincial y/o municipal, no haber sido destituido, cesanteado o exonerado de empleo público nacional, provincial o municipal y presentar la documentación necesaria en forma y plazo establecidos.

La cautela del ministro

Respecto de la investigación judicial de las nuevas amenazas telefónicas en su contra, que fueron sacadas a la luz hace una semana, el ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, fue sumamente cauto. “No tengo más posibilidades de afirmar lo mismo que puedan llegar a decir los fiscales”, respondió ayer a La Capital el funcionario. En ese sentido, el fiscal Jorge Baclini admitió que se logró identificar el chip utilizado en el llamado, pero aclaró: “Todavía no tenemos nada que nos permita señalar a una persona puntual”. También reconoció que el dispositivo telefónico desde el que enviaron los mensajes de texto intimidatorios “no pertenece a una persona registrada”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario