La ciudad

Polémica por la doble mano para estacionar en Paseo Echesortu

La reciente ampliación hasta el 6 de marzo de unos 140 espacios en la mano izquierda, divide las aguas entre comerciantes, vecinos y funcionarios. La decisión generó apologías y rechazos en el barrio.

Lunes 28 de Enero de 2019

La reciente ampliación hasta el 6 de marzo del estacionamiento en ambas manos de Paseo Echesortu, generó adherentes y detractores. Entre los que se oponen, una playa de estacionamiento de Mendoza al 3700 cuestionó la extensión y los días de la nueva modalidad (de miércoles a sábados de 9 a 21), al argumentar que "me terminan matando mi negocio", mientras desde la secretaría de la Movilidad afirman que una encuesta entre vecinos reflejó un 75 por ciento de satisfacción. Algunos comerciantes dudan en que los nuevos 140 espacios para estacionar atraigan más clientes "suena a que lo usan los propios encargados y empleados de los negocios", indican.


La ordenanza 214/18, aprobada el pasado año, estableció la habilitación para el estacionamiento en ambas márgenes del Paseo Echesortu, desde el jueves 13 de diciembre y hasta el domingo 6 de enero de 2019, de 9 a 21 horas. La semana pasada, el propio Ejecutivo emitió una resolución que extiende el beneficio hasta el 6 de marzo en los mismos horarios y días de la normativa.

De esta manera el sector de estacionamiento en ambas manos es el comprendido por Lavalle entre 9 de Julio y San Juan; Alsina entre San Juan y 9 de Julio; Castellanos entre 9 de Julio y San Luis; Constitución entre San Luis y 9 de Julio; y San Luis entre Constitución y Cafferatta.

Ante LaCapital el subsecretario de la Secretaría de Movilidad y Transporte, Arnold Curátolo, justificó la ampliación.

"Se hizo a pedido de los propios comerciantes que lo plantearon tanto en el Concejo Municipal como en la secretaría. Echesortu tiene momentos de doble y hasta triple fila por Mendoza, además como centro comercial a cielo abierto plantearon más lugares para estacionar y sin reajuste del espacio urbano se incorporaron calles que por su ancho permitían estacionar en ambas manos", detalló.

Con el nuevo esquema se sumaron 14 cuadras que totalizan unos 140 nuevo lugares para dejar el coche. "Ahora hay menos siniestralidad y menos demora del transporte público que pasa por allí porque existe menos doble fila, por lo que se logró un ordenamiento vial", explicó Curátolo. En su dictamen el municipio resume que se logró ordenamiento vial, el incremento de plazas de estacionamiento, la reducción de tiempos en busca de espacios para aparcar y la congestión vehicular

La secretaría de Movilidad y Transporte realizó una encuesta de satisfacción entre los vecinos frentistas de la mano izquierda de las calles comprendidas en este nuevo esquema. "Entre casi un centenar de vecinos, el 75 por ciento dijo que era una buena medida", destacó el funcionario al aclarar que este doble estacionamiento "no fue pensado para implementarlo de modo permanente".

En todo caso, si se propone extender la modalidad, los vecinos deberán solicitar autorización al Concejo.

Sin embargo, como suele ocurrir con los cambios, no todos se sienten beneficiados. Para Cristian, de 45 años y dueño de una playa de estacionamiento en Mendoza al 3700 "el trabajo me cayó un 60 por ciento". El comerciante explota este parking con 15 lugares.

"Ahora puedo trabajar lunes y martes, porque el resto de la semana me afecta la medida porque de 9 a 21 la gente estaciona en la calle todo el día. Sólo pido que se reduzca el horario o se ponga estacionamiento medido. Sino tengo que cerrar. No me niego a los cambios pero me modificaron las reglas del juego de un día para el otro y encima la extendieron y vaya a saber cuánto más", vaticinó Cristian quien admitió sentirse "medio solo en esta lucha".

Según su óptica, la modalidad sirve para que los empleados de los comercios dejen sus coches todo el día estáticos en un lugar. Algo parecido opinó un histórico comerciante y ex directivo del Paseo. "Son meses tranquilos para el comercio, favorece mucho más a los bancos. No veo rotación. El que viene a comprar se queda 15 minutos. Quizás sea un beneficio para los mismos empleados. Para las fiestas ayudó, pero ahora se sigue viendo la misma doble fila que antes", resumió el veterano comerciante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});