La ciudad

Poesía y canciones para defender la casa de las hermanas Cossettini

Ex alumnos de Olga y Leticia, y el centro de jubilados Amigos del Paraná apoyaron la expropiación del inmueble en Alberdi

Sábado 09 de Diciembre de 2017

Con un banderazo, cánticos, poesía y un abrazo simbólico socios del centro de jubilados Amigos del Paraná, vecinos y ex alumnos de Olga y Leticia Cossettini avalaron ayer las gestiones para que la vivienda de Chiclana 345 sea expropiada por la provincia.

La movida busca evitar el cierre de un centro cultural que replica las enseñanzas de las emblemáticas hermanas docentes. Las acciones seguirán el lunes, a 13 años del fallecimiento de Leticia. Sus amigos, discípulos y seguidores plantarán una azalea en el jardín de la vivienda.

Desde hace más de un mes se encendió el alerta. El centro de jubilados Amigos del Paraná, que actualmente alquila la casa para desarrollar actividades sociales y culturales, debería abandonar el inmueble ya que su propietario no les haría un nuevo contrato con la idea de venderlo.

La casa abrió al público dos años atrás, cuando Amigos del Paraná pudieron alquilarla para desarrollar una veintena de talleres culturales, de problemáticas sanitarias y cursos vinculados con la naturaleza.

Frente a la amenaza, gran parte de la comunidad educativa se movilizó para impedir que esta casa deje el legado en el olvido. Allí se atesora gran parte del saber acumulado por las hermanas. Entre fotos y un mobiliario sencillo y discreto, asoma la biblioteca de Leticia y Olga, y cartas y diarios integran el Archivo Pedagógico Cossettini, del Instituto Rosario de Investigaciones en Ciencias de la Educación (Irice).

Los legisladores también se pusieron en marcha. El diputado provincial Antonio Bonfatti y sus pares del socialismo presentaron un proyecto de ley de expropiación, que habilita al gobierno santafesino a comprar la vivienda y, casi en paralelo, la concejala radical María Eugenia Schmuck pidió que se la declare patrimonio histórico y de interés cultural de la ciudad.

Además, el ministerio de Educación proyecta un museo interactivo sobre la historia de las hermanas Cossettini junto a un espacio de formación docente.

Ayer por la mañana, la calurosa jornada no impidió que decenas de vecinos, ex alumnos e integrantes del centro de jubilados se concentraran en las puertas del lugar.

La movida incluyó un banderazo con tramos de Alta en el Cielo, la enseña patria "más larga del mundo" que recorrió toda la manzana de barrio Alberdi. Participaron adultos mayores y niños.

Ademá,s entre las actividades que se pusieron en marcha, se proyectó "La escuela de la señorita Olga", el documental de Mario Piazza, y se entonaron las estrofas de Aurora.

"Fue un acto emotivo, hermoso para quienes, como dos maestras ilustres de la educación, se merecen todas estas acciones", resumió Carmen Zenko, participante de las actividades del centro de jubilados.

Olga y Leticia pusieron en marcha una forma de enseñar innovadora del siglo pasado y la desarrollaron en la Escuela Gabriel Carrasco, entre 1935 y 1950. En 1935, Olga fue designada para hacerse cargo de la dirección de la Gabriel Carrasco. Llegaba de la Escuela Normal de Rafaela, donde había aprendido lo mejor de la enseñanza al lado de otra educadora: Amanda Arias. Leticia se unió a la escuela que dirigía su hermana cuando tenía 30 años, llegaba también de Rafaela.

En su labor docente, Olga desplegó una inusual manera de desarrollar el arte. La formación del Coro de Pájaros (integrado con las voces de sus alumnos ) es parte de ese legado. En la actualidad, su técnica de enseñanza sigue replicando en testimonios de ex alumnos.

Ante la amenaza de perder su refugio doméstico, la noticia de su preservación ya recorrió toda Latinoamérica.

Leticia vivió en Chiclana 345 hasta su muerte, el 11 de diciembre de 2004. El lunes, a 13 años de su fallecimiento, la comunidad se reunirá nuevamente para plantar una azalea en el jardín. Toda una metáfora de cómo estas docentes sembraron una forma de aprender en las mentes de sus alumnos, que sigue dando frutos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario