La Ciudad

Planes nacionales que se quedan en Buenos Aires

Los referentes barriales rosarinos aseguran que los programas que buscan cuidar el bolsillo no se ven en los almacenes de los sectores más humildes de la ciudad

Jueves 22 de Julio de 2021

En Rosario se observa a la distancia con cierta esperanza que el desembarco de los programas impacte de un momento a otro en los barrios. Es que según la retórica oportunista, esas políticas sociales que buscan poner un poco de freno al índice inflacionario son transversales, “país federal”. Nada de eso ocurre.

En esta ciudad, como en otras de la Argentina, se consumen los medios hegemónicos de Buenos Aires. Desde los noticieros de Palermo Hollywood se anuncian programas de beneficios como Precios Justos, Súper Cerca; Corte para Todos y Todas. Después, un cronista se acerca a una mercado barrial de Caballito, a una carnicería de Belgrano y muestra el impacto de ese programa en la comunidad, con testimonios y largas filas de vecinos que aprovechan los beneficios.

Según Martín Frutos, referente de la organización de izquierda Luchadores Independientes Organizados (LIO), con gran arraigo en los barrios rosarinos, “algunos programas no llegan y se circunscriben a Capital Federal y Gran Buenos Aires”.

Aunque destacó que en este contexto “vemos con buenos ojos el trabajo que hacen algunos compañeros y organizaciones locales de mercados itinerantes, con una canasta de 17 productos, con verduras, fideos secos, carne y pan a precios populares. Una vez a la semana se va rotando en cada en cada distrito. Y aunque se vende mucho, no alcanza, cuesta y está limitado”, admitió.

A su vez, Eduardo Del Monte, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), coincidió en parte con ese análisis y la poca visibilidad de los productos de los programas en los comercios barriales de la periferia. “Solo se pueden ver en algunos súper, y algunos productos. Pero Precios Cuidados no existe en los almacenes ni carnicerías de los barrios, muchos menos en los supermercados chinos”, advirtió el histórico dirigente social de la ciudad.

Una integrante de la CCC que reside en la comunidad QOM de Travesía y Juan José Paso contó a este diario que ante la necesidad de alimentos, ella y muchos de sus vecinos acuden a las ferias populares barriales. “En el mercado no se puede comprar casi nada, es todo caro y no hay productos de los programas que anuncian”, contó Fabiana.

La mujer, además narró que es frecuente ver que los supermercados chinos recarguen hasta un 10 por ciento los precios a las personas que pagan con la Tarjeta Alimentar, más que nada lácteos, carnes y elementos de limpieza. “La mayoría de las veces pasa eso, tenemos que andar mirando el ticket o la computadora. No sabemos dónde se denuncia, y la gente de la comunidad lo comenta, pero queda ahí, no dicen más nada”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario