La ciudad

Piden que se garantice la tarea de los voluntarios de la ONG Techo

Inseguridad. En el Concejo municipal repercutió la decisión de la entidad de suspender sus actividades por el “contexto de violencia que se vive en los barrios”.   

Lunes 28 de Marzo de 2016

La decisión de la organización Techo de suspender sus actividades en Rosario repercutirá hoy en el Concejo Municipal. El presidente de la comisión de Seguridad, Diego Giuliano, presentará un proyecto con el objetivo que se garanticen las condiciones adecuadas para el trabajo de los voluntarios de la entidad que promueve la autoconstrucción de viviendas en barrios vulnerables. La entidad anunció su determinación de interrumpir su trabajo “por el contexto de violencia que atraviesan los asentamientos”, según advierten en un mail distribuido entre las empresas y particulares que aportan económicamente a la iniciativa.

“La decisión de esta ONG muestra cómo la inseguridad no es un problema que tiene que ver sólo con la vida o los bienes de las personas, sino que deteriora muchas de las acciones que tienen que ver con la calidad de vida”, advirtió el concejal justicialista.

La comisión de Seguridad del Concejo recibe cada semana a organizaciones gremiales, de vecinos o profesionales que presentan sus inquietudes o propuestas en torno a problemáticas relacionadas con actividades delictivas y el crecimiento de la violencia urbana.

Giuliano advirtió que “resulta lamentable que Techo tenga que suspender sus actividades por la falta de previsión y acompañamiento al trabajo de sus voluntarios en los barrios” y adelantó que presentará un proyecto “para que el municipio gestione un refuerzo en la presencia policial garantizando las condiciones para que esta institución pueda seguir desarrollando sus actividades”.

Llamado de atención. La iniciativa será uno de los temas que se abordarán en la reunión de este mediodía de la comisión, entre cuyos integrantes no pasó desapercibida la resolución de la ONG Techo.

Para el concejal del Pro Gabriel Chumpitaz, la determinación de los voluntarios de Techo “es preocupante”.

“Es un llamado de atención para que el municipio empiece a involucrarse en esta problemática”, sostuvo y consideró que “Rosario no puede permitir que una organización de este tipo se retire de la ciudad”.

Chumpitaz recordó que “el problema que describen los voluntarios de Techo los viven también otras organizaciones sociales que padecen inseguridad de todo tipo” y reclamó que el municipio se involucre activamente en estos problemas “que no tienen que ver sólo con la convivencia”.

La ONG Techo lleva tres años trabajando en Rosario con el objetivo de mejorar las condiciones de las viviendas de familias que habitan asentamientos irregulares. La parte más visible del proyecto es la construcción de viviendas de emergencia, realizadas en madera, pero también desarrollan actividades educativas y de capacitación en oficios.

De acuerdo a datos de la entidad, en Rosario ya se levantaron 498 viviendas que se asignaron a familias necesitadas de los barrios La Cariñosa (Avellaneda y Circunvalación), Los Pumitas y Cullen (Empalme Graneros), San Martín Sur (San Martín y Circunvalación), La Cava y El Cañaveral (Rouillón y Garibaldi).

La semana pasada, la entidad anunció a sus colaboradores la decisión de suspender sus actividades en los barrios de Rosario por seis meses. En la nota se afirma que la decisión fue tomada como resultado “del contexto de violencia que atraviesan los asentamientos”.

Además advierte que “si bien los episodios de violencia, en varias ocasiones producto del narcotráfico, ocurren desde hace algunos años, en los últimos meses se acrecentaron”, lo cual obligó a la entidad a interrumpir la labor en territorio para analizar junto a profesionales y otras organizaciones sus estrategias de trabajo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario