La ciudad

Piden que cesen las obras en la sede de Gobernación

Lo advirtieron organismos de DDHH. Allí funcionaba el Servicio de Informaciones y debía resguardarse como espacio de memoria.

Jueves 07 de Febrero de 2019

Los organismos de Derechos Humanos reclamaron ayer "el cese inmediato de las obras" que se están llevando adelante en el edificio de la Sede local de Gobierno de la provincia y que avanzan sobre el ex Servicio de Informaciones (SI), en la esquina de San Lorenzo y Dorrego: el mayor centro clandestino de detención que funcionó en la provincia durante la última dictadura cívico militar que padeció la Argentina.


"Existe un proyecto para poner en valor ese sector que se llevó adelante a través del testimonio de sobrevivientes y que busca dejar su estructura lo más cercana posible al momento en que funcionó como centro de detención", recordó Juane Basso, integrante de Hijos Rosario, y subrayó el compromiso que las autoridades provinciales habían asumido el año pasado de no modificar el lugar. Pese a eso, los trabajos avanzaron y ya se produjeron pérdidas irreparables. "Se revocó una pared exterior donde había inscripciones que en el proyecto estaba previsto que sean preservadas, ahora ya no están", señaló.

Los trabajos de recuperación de la que fuera la ex Jefatura de Policía se vienen realizando hace meses y son integrales a diferentes espacios del edificio. Lo que viene manteniendo en alerta a los integrantes de las organizaciones de Derechos Humanos es lo referido al que fuera el Servicio de Informaciones, nada menos que un espacio de memoria así declarado por ley en la Legislatura provincial.

De hecho, tras esa declaración, existe un proyecto de puesta en valor del espacio que fue realizado por la arquitecta Alejandra Buzaglo, titular de la Cátedra de Arquitectura, Derechos Humanos y Memoria de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), y perito para la reconstrucción en planos y maquetas a través de los testimonios de sobrevivientes de lo que fueron los centros clandestinos de detención, incluido el SI. Elementos que aún hoy siguen siendo utilizados como pruebas en los juicios a los genocidas de la última dictadura (ver aparte).

Las organizaciones ya estaban en guardia ante el avance de las tareas desde el año pasado y así lo indican en el comunicado que firma el Espacio Juicio y Castigo, una entidad multisectorial integrada por Madres de la plaza 25 de Mayo, Hijos Rosario, Abuelas filial Rosario, Familiares de desaparecidos, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y sobrevivientes de la dictadura, entre otros.

Allí, recuerdan que tras inspeccionar el sitio y los trabajos junto a Buzaglo, las autoridades provinciales adm itieron "la grave falta y se comprometieron a garantizar que no habría más obras que avasallen la fisonomía del espacio", un compromiso que no se sostuvo en el tiempo.

En las últimas horas no sólo se encontraron con que las obras avanzaron, sino que incluso apareció revocada unas de las paredes exteriores. "Alisaron parte de la fachada del histórico edificio, borrando inscripciones y el aspecto original, que se había acordado preservar", recalcaron.

El hecho generó indignación, y si bien manifestaron "la disposición al diálogo para discutir alternativas en conjunto", reclamaron el inmediato cese de los trabajos para evitar nuevas pérdidas en el lugar. "Ese espacio sigue siendo prueba y testimonio", insistió Basso.

Si bien el secretario de Derechos Humanos de la provincia, Marcelo Trucco, reconoció ayer estar al tanto de la situación y señaló que "los trabajos ya se detuvieron", indicó que recién hoy se reunirá con funcionarios del Ministerio de Obras Públicas de la provincia para "tener más detalles de lo sucedido".

Proyecto

Las organizaciones vienen bregando desde hace años por la apertura de ese lugar al público como sitio de memoria, de modo que se lleve adelante un proyecto pedagógico del que pueda participar toda la población, pero fundamentalmente las escuelas. Para eso se constituyó una comisión directiva del ex SI.

Sin embargo, desde las organizaciones señalan la necesidad de que haya una apuesta más fuerte por parte del gobierno provincial y no un "trabajo a cuentagotas", tal cual indicó el integrante de Hijos.

"El lugar está casi vacío, funciona con una sola persona contratada y quien puede hacer los recorridos con el público es un empleado de la provincia, que además es sobreviviente del centro y que está a punto de jubilarse", explicó Basso, y agregó que "es necesario tener un plantel de gente para que el espacio sea aprovechado, llenarlo de contenido para que las escuelas y los secundarios pasen por allí y que el trabajo no dependa de la actitud militante de los empleados".


>> "Testimonio invaluable del terrorismo de Estado"

"El ex Servicio de Informaciones es un testimonio invaluable de lo que fue el terrorismo de Estado en Rosario y una prueba fundamental que ha sido varias veces inspeccionado en cada uno de los juicios realizados en la ciudad contra los genocidas", recalca el comunicado difundido por los organismos de Derechos Humanos y hace referencia al juicio que justamente ayer se retomó en los Tribunales Federales contra 13 ex policías en el marco del proceso conocido como Causa Feced III.

Allí está sentada en el banquillo parte de la patota de la dictadura que operó en el ex Servicio de Informaciones, y que son acusados de haber cometido secuestros, homicidios y desapariciones.

Se trata de la megacausa que comenzó en abril del año pasado como Feced III —toma el nombre de Agustín Feced, quien estuvo al frente de la Policía de Rosario durante la última dictadura—, un proceso donde se avanzará sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos por trece represores que actuaron justamente en la esquina de Dorrego y San Lorenzo.

Los acusados son los ex agentes de policía Carlos Ulpiano Altamirano, Eduardo Dougour, Julio Fermoselle, Ramón Telmo Alcides Ibarra, José Rubén Lofiego, Mario Alfredo Marcote, Lucio César Nast, Ovidio Marcelo Olazagoitía, José Carlos Antonio Scortechini, Ernesto Vallejo, Ramón Rito Vergara, Héctor Gianola y Daniel González.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});