La ciudad

Piden a la Justicia el desalojo urgente de un departamento céntrico usurpado

Es en la zona de Mitre y 3 de Febrero. La denuncia la hizo un vecino del consorcio, quien aseguró que los ocupantes son "gente extraña y peligrosa"

Viernes 16 de Mayo de 2014

Un vecino de un departamento ubicado en la zona de Mitre y 3 de Febrero y que fue usurpado en abril de este año por desconocidos solicitó públicamente a la Justicia que se proceda al desalojo del mismo debido a la "peligrosidad" de los desconocidos que moran en el lugar ahora.

En diálogo con el programa "Todos en la Ocho", Sebastián Serrano, el vecino denunciante relató que "es un departamento que está frente al mío. Estoy encerrado frente al departmento usurpado donde vive gente con distintos antecedentes delictuales"

Consultado sobre desde cuándo se estaba dando esta situación, Serrano contó a La Ocho que "esto se da desde el 11 de abril, coincidente con la llegada de Gendarmería a la ciudad. El poseedor del departamento se lo había dejado encargado a un amigo, una persona mayor de uno 75 años. Cuando va a ingresar al departamento es interceptado por una mujer que lo golpea, lo deja tirado en el piso y se meten. Ese mismo día me amenazan de muerte a mi y a mi pareja. Desde entonces hay ingreso de gente extraña, gente que se tiñe el pelo y la barba para cambiar el aspecto, gente que está viviendo ahí y que no ha sido declarada como que vive ahí, una serie de situaciones bastante complicadas".

"El departamento -continuó el joven su relato- estaba siendo cuidado por este hombre, cada 10 días iba a revisarlo a retirar impuestos, a ventilarlo un poco. El también inició una demanda por usurpación -el dueño falleció- y es lo que tendría que ordenar el juez ahora, una medida cautelar. Acá hay una persona particular que fue damnificada, que pide una medida cautelar dentro de un consorcio de pasillo donde el resto de los vecinos vivimos una situación de amenzas constantes. La cautelar consistiría en desalojar el departamento y que sea entregado a los poseedores anteriores".

"Radicamos la denuncia por amenazas de muerte y usurpación. A su vez (al usurpador) se lo imputó de tentativa de hurto, es una persona complicada. Ahora estamos muy angustiados porque esta gente es verdaderamente peligrosa", amplió Serrano.

"En el pasillo somos seis familias. Hay cinco departamentos en planta baja y dos del primer piso, el usurpado y el mío. Hay gente que vive hace 60 años en el lugar. Acá hay una serie de irregularidades que todo el mundo puede ver y todo el barrio sabe. Por eso nos preguntamos cómo la Justicia no hace nada si todos lo estamos viendo", señaló visiblemente consternado.

"Cada vez que hemos intentado algo, las represalias han sido graves", redondeó Serrano para dejar en claro su postura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario