La ciudad

Piden la inspección de una pensión en grave estado edilicio

El inmueble ubicado en Corrientes 324 presenta un notable deterioro que podría perjudicar gravemente a los inquilinos

Viernes 24 de Mayo de 2019

El Concejo Municipal aprobó ayer un pedido de inspección de un inmueble que se encuentra en estado de grave abandono. Según testimonios de vecinos, la estructura de la planta alta está debilitada y supone un importante riesgo para los inquilinos, que tienen miedo de que “todo se venga abajo”.

En reiteradas oportunidades, los vecinos denunciaron la situación a Defensa Civil, para que se inspeccione la estructura edilicia porque dicen que los días de fuertes vientos se desmorona parte de la estructura.

En esa construcción viven varias familias, a las que se les cobra un monto mensual de 7.000 pesos en efectivo, porque el propietario no tiene cuenta bancaria.

Según señala la ordenanza municipal N° 6.868/99, entre las obligaciones del propietario se encuentran “la destrucción de las malezas, el corte y la limpieza de los yuyos, tanto en la acera como en el interior del inmueble, la desratización y la desinsectación del inmueble, algo que claramente no se efectuó en el edificio de Corrientes entre Catamarca y Tucumán.

Ante esta situación, los ediles resolvieron que se realice la necesaria verificación de este inmueble, para determinar en qué condiciones se encuentra la estructura, con el objetivo de garantizar la seguridad e integridad de los vecinos.

El decreto firmado ayer solicita al Ejecutivo municipal que informe en 20 días los resultados de la correspondiente inspección.

La construcción de Corrientes 324 todavía cuenta con el cartel donde se lee “Galería Corrientes”. En la planta baja todavía subsisten locales comerciales y también hay algunas viviendas, como sucede en la planta alta.

Además cuenta con patios interiores llenos de hojas secas y las plantas crecen por las paredes.

Hay filmaciones que muestran cómo cae el agua del techo en uno de los pasillos. En otras imágenes se puede el agua se filtrándose en las viviendas y el grave deterioro de la mampostería.

A esto se le suma que no existe ningún elemento de seguridad, como matafuegos, ni tampoco salidas de emergencia.

Por una vivienda digna

Desde la Concejalía Popular, Nire Roldán, señaló que en esa misma cuadra existen otras pensiones y que en ellas viven varias personas extranjeras.

“Intentamos preservar la vivienda de las familias y que no se clausuren, porque si no quienes viven allí podrían quedar en la calle”, expresó.

Además, comentó que “en Rosario hay unas 280 pensiones habilitadas por la Municipalidad, pero se estima que existen más de 800 que no cuentan con ese permiso para funcionar como tales”, y remarcó el “grave problema habitacional” que existe en la ciudad.

Por su parte, el edil de Cambiemos, Carlos Cardozo insistió en que el municipio debe inspeccionar estos inmuebles, para garantizar la seguridad de los inquilinos.

Asimismo, apuntó que “sesión por medio, los concejales estamos aprobando pedidos de inspecciones de pensiones truchas”.

Volvió a ser basural

El estado de deterioro edilicio no es la única preocupación respecto de las pensiones. También inquieta la desidia de quienes viven allí. Ejemplo de ello es la casona ubicada en San Martín 1665, de donde el 22 de marzo sacaron cuatro camiones de basura y, a dos meses, el lugar volvió a convertirse en un basural a cielo abierto.

Así lo denunciaron los vecinos, cansados de que quede en evidencia la falta de controles por parte del municipio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});