La ciudad

Piden investigar el accionar de la policía en un trágico accidente de tránsito

A seis meses del siniestro que se cobró las vidas de dos jóvenes. Concejales avalaron la denuncia por intento de encubrimiento presentada por sus familiares.

Lunes 08 de Septiembre de 2014

Familiares de Facundo Aguirre y Emiliano Cáceres, los dos adolescentes muertos en un accidente de tránsito ocurrido en febrero pasado, pidieron que se acelere la investigación sobre el accionar policial en los primeros momentos del siniestro. Valeria Stortoz, mamá de Facundo, y Fabiana Ferreyra, de Emiliano, recibieron el apoyo del presidente del Concejo, Miguel Zamarini, y de la comisión de Derechos Humanos del cuerpo. Según advirtieron, "la denuncia por intento de encubrimiento lleva ya seis meses y el expediente se ha movido poco y nada".

Facundo y Emiliano fallecieron el 22 de febrero pasado, cuando el auto en que viajaban a más de 150 kilómetros por hora se incrustó contra un camión estacionado en Pellegrini y Provincias Unidas.

Al volante del coche iba otro joven de 18 años, compañero de colegio de ambos e hijo de una funcionaria policial. En la denuncia presentada por las madres de las víctimas, tanto en Tribunales como en Asuntos Internos de la policía, se advierte sobre supuestas irregularidades cometidas por los uniformados "en un intento por reducir la responsabilidad del conductor".

En ese sentido, el presidente del Concejo se entrevistó el viernes pasado con las mujeres y se comprometió a "ir a fondo para que la situación se esclarezca". Es más: adelantó que esta semana solicitará una reunión con el fiscal que lleva adelante el caso, su par regional y con funcionarios del Ministerio de Seguridad de la provincia.

"La denuncia de las familias es conmovedora y muy grave. Se habla de modificación de pruebas, intervención de terceros en el lugar de los hechos y complicidad de personas con responsabilidad pública. Hay mucha gente que ya dio su testimonio en la causa y muchas otras personas dispuestas a hacerlo. Todo apunta a que no estamos frente a un accidente de tránsito sino a un hecho de suma gravedad", señaló.

En Derechos Humanos. No es la primera vez que Stortoz y Ferreyra se acercan al Concejo. En junio, la comisión de Derechos Humanos del cuerpo había escuchado el relato de las dos mujeres. "Manifestaron las dudas que existen en lo que fue la actuación policial tras el accidente. Por eso las estamos acompañando, tanto en la causa por el homicidio culposo de sus hijos como en la denuncia relacionada con la actuación policial", sostuvo la presidenta de la comisión, María Eugenia Schmuck.

La presentación judicial por intento de encubrimiento se formalizó hace seis meses ante el Ministerio Público de la Acusación. Sin embargo, "hasta ahora el expediente se ha movido poco y nada", advirtió Ferreyra.

Por ejemplo, sostuvo, aún no se tomó declaración a varios testigos ni tampoco a la denunciada, "pese a que en el sumario policial ya se pudieron probar algunas cosas, como la sustracción de las pertenencias de los chicos, un celular y una mochila, que estuvieron varios días en manos de la madre del conductor".

Además, indicó la mujer, hay fuertes sospechas relacionadas con las tomas de sangre para la realización de los test de alcohol o sobre el retiro de elementos de la guantera y el baúl del coche siniestrado.

Reconstrucción. En tanto, la causa iniciada por el accidente que les costó la vida a los dos adolescentes está próxima a ir a juicio.

A fin de agosto se realizó la última audiencia en el caso, caratulado como homicidio culposo doble agravado.

La defensa del imputado pidió la reconstrucción del accidente, medida avalada por el juez.

Los familiares, constituidos como querellantes, solicitaron una pena de cinco años de prisión efectiva y diez años de inhabilitación para conducir.

Facundo y Emiliano regresaban de Funes, donde junto a otros compañeros de colegio habían alquilado una casa para realizar una fiesta. Ambos viajaban en el asiento trasero del Fiat Uno que cruzó Provincias Unidas a gran velocidad (más de 150 kilómetros por hora, según testigos), perdió el control e impactó contra un camión estacionado.

Otros jóvenes declararon también que el conductor estaba alcoholizado y que, infructuosamente, le habían pedido que pare el vehículo para poder bajarse en varias oportunidades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario