La ciudad

Piden cuatro años de prisión efectiva para Martín Bustos, el árbitro que acosó a al menos dos juveniles de Newell's

El referí fue acusado como autor material de dos casos de grooming. Seguirá detenido y bajo proceso pero en Buenos Aires.

Jueves 05 de Septiembre de 2019

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Rosario pidió cuatro años de prisión efectiva para el árbitro Martín Bustos, como autor material del delito de grooming (acoso sexual) contra al menos dos jugadores menores de edad de Newell's.

El imputado llegó a la ciudad en junio luego de contactar a las víctimas por redes sociales, falsear su identidad y hacerse pasar por masajista. Seguirá detenido y bajo proceso pero en Buenos Aires, donde afronta otra causa similar.

Bustos cumpliría hoy el plazo de la prisión preventiva de 90 días que se le dictó en su momento, cuando el 6 de junio pasado quedó detenido en el estacionamiento del Mercado del Patio (Cafferata y Córdoba). En el procedimiento, que se originó a partir de la denuncia de las autoridades del club rojinegro, la Policía de Investigaciones (PDI) le secuestró un celular y una computadora.

Según la acusación, Bustos viajó a Rosario en su auto luego de contactar por redes sociales y más tarde por whatsapp a un adolescente de 14 años que vivían la pensión del club sabiendo que era menor de edad. Se hizo pasar por masajista deportivo bajo el nombre de Martín Lucero, y le ofreció a la víctima una sesión de masajes a cambio de 200 pesos.

>> Leer más: Detuvieron a un árbitro por intento de abuso a juveniles de Newells

Luego replicó el mismo método con otro jugador de 15 años, a quien también le prometió curarlo de lesiones que arrastraba, diciéndole que le iba a salir "muy, muy barato", que la idea era "ayudarlo". A ese adolescente le solicitó que lo contactara con otros compañeros y le propuso un encuentro en un departamento. E instó a ambos a que mintieran en el club diciendo que irían al cumpleaños de una amiga.

>> Leer más: El árbitro Martín Bustos será indagado hoy por la Justicia por el delito de grooming

El encuentro se había pactado para el jueves 7 de junio, a las 18, en un domicilio de Santa Fe 3200. Pero el encuentro se frustró por la denuncia y la intervención de la Fiscalía. Fue cuando los agentes de PDI se hicieron pasar por las víctimas y detuvieron a Bustos.

Bustos ya había estado procesado y en prisión preventiva por abuso sexual ultrajante y corrupción de menores con agravantes en la causa de la pensión del club Independiente.

Más info en la edición de este viernes en la edición impresa de La Capital

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario