La ciudad

Piden colocar lomos de burro para evitar carreras ilegales

Los vecinos del parque Saclabrini Ortiz aseguran que las picadas se repiten los fines de semana, sobre todo por la noche, y resultan masivas.

Lunes 30 de Diciembre de 2019

Los concejales de Juntos por el Cambio presentaron un proyecto para que se coloquen retardadores de velocidad en la zona del parque Scalabrini Ortiz con el objetivo de evitar las carreras clandestinas de autos y motos que se desarrollan allí, sobre todo los fines de semana por la noche.

La iniciativa que lleva la firma de Carlos Cardozo advierte que, en varias oportunidades, quienes viven en las cercanías del parque Scalabrini Ortiz presentaron sus reclamos por las carreras clandestinas que se desarrollan en la zona.

Según destaca, "los vecinos manifiestan que desde hace tiempo se vienen produciendo en el lugar carreras de velocidad, donde se utiliza el espacio público poniendo en riesgo la vida de los vecinos, participantes y concurrentes; máxime tomando en cuenta que es un espacio que se aprovecha habitualmente para realizar actividades recreativas y de ejercicio físico".

Y advierte que las actividades convocan a un número elevado de personas, en condiciones de "competidores" o asistentes que "consumen bebidas alcohólicas, dejando las botellas vacías esparcidas en el lugar, en muchos casos dañadas, lo que también genera situaciones peligrosas para terceros".

Mejor prevenir

Con el objetivo de disuadir estas actividades, Cardozo propuso la instalación de retardadores de velocidad en avenida Mongsfeld y avenida Central Argentino, en el entorno del parque Scalabrini Ortiz, a los efectos de disuadir la realización de picadas de motos y automóviles y para reforzar las medidas tendientes a la seguridad vial de toda la comunidad.

Según expone, los lomo de burro deben guardar distancias de unos cien metros en todo el circuito que se extiende entre la rotonda Gualberto Venesia y calle Lidice.

La iniciativa ingresó al Palacio Vasallo hace dos semanas y volvió a poner sobre la mesa un viejo reclamo de las entidades relacionadas al automovilismo, la falta de espacios adecuados para la realización de carreras amateurs. Desde el bloque de Juntos por el Cambio recordaron que hace siete años se aprobó la ordenanza que proponía la creación de un picódromo legal, pero poco se avanzó en su concreción (ver aparte).

"Aún sancionada la norma, no hemos visto ni el mas mínimo accionar por parte del Ejecutivo municipal frente a esta necesidad", apuntaron y recordaron que "es imperioso que el Estado tome las medidas que estime pertinentes a efectos de llevar tranquilidad a los vecinos, transeúntes y público en general, garantizando por lo demás la seguridad física de quienes encuentran en esta práctica realizada en condiciones ilícitas".

Al mismo tiempo señalaron que el municipio debe reforzar su presencia en los alrededores del parque y garantizar la tranquilidad del lugar "así como la seguridad personal, física y patrimonial de quienes desean realizar estas actividades, los asistentes y el vecindario todo".

Y encomendaron también requerir asistencia de fuerzas de seguridad provinciales o nacionales para realizar operativos que tengan como objetivo prevenir la organización de carreras clandestinas en la zona.

No obstante, para Cardozo, la necesidad de regularizar estas competencias en un espacio adecuado resulta clave. "Hace 7 años que se aprobó en el Concejo la ordenanza para instalar un picódromo y ni siquiera la pudieron reglamentar todavía por falta de acción de la Municipalidad", destacó.

El concejal apuntó que "las picadas callejeras se reiteran en distintas zonas de la ciudad. A medida que encuentran complicaciones o retardadores de velocidad, buscan nuevos lugares para correr, con la calzada libre, y lo comunican a través de las redes sociales. Como hay dificultades bajo el puente Rosario-Victoria, en el parque Scalabrini Ortiz, La Florida, Oroño y Saavedra, van por otros espacios", advirtió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS