La ciudad

Pese a que Boix no apareció, hubo tensión frente al Sindicato de Peones de Taxis

Un grupo de partidarios del extitular del gremio increparon a los taxistas que estaban en la sede sindical. "Hoy hubo un amedrentamiento más de Boix", aseguró el actual secretario general Horacio Yannotti.

Lunes 13 de Enero de 2020

Momentos de tensión se vivieron esta mañana en inmediaciones de la sede del Sindicato de Peones de Taxis de Rosario cuando un grupo de partidarios de Horacio Boix, extitular del gremio quien había anunciado que hoy se iba a hacer presente para retomar la conducción de la organización, increpó a varios taxistas que se encontraban en el lugar.

“Hoy hubo otro amedrentamiento más de Boix, que mandó gente en situación de calle, pagos, no eran taxistas, mientras él, en su auto importado, desde la otra esquina mirando lo que sucedía, esos son los dirigentes gremiales que hemos tenido en la institución”, contó el titular del gremio, Horacio Yannotti, sobre el incidente de esta mañana.

Asimismo, señaló que los argumentos del extitular del gremio “no tienen fundamentos”, y explicó: “Nosotros hemos apelado la decisión del Ministerio de Trabajo del 6 de diciembre y confiamos que nos van a dar la razón, porque hicimos todo como marca la ley, la asamblea que destituyó al Boix era válida y los compañeros que participaron eran todos taxistas”.

Embed

“Boix está mintiendo, como nos ha mentido siempre a nosotros”, insistió Yannotti, y aclaró: “Aprovechó un día importante para el gremio, hoy se inaugura el comedor para los taxistas, algo en lo que él nunca pensó, y quiso empañar esta jornada con este agravio, él mandó a balear las casas de cuatro compañeros, así que su presencia acá genera una situación violenta”.

Boix faltó a la cita

Boix anunció ayer que tenía previsto hoy acudir al sindicato para recuperar su cargo de secretario general, convencido de que su apartamiento del cargo fue ilegal. “El Ministerio de Trabajo anuló la suspensión que me aplicaron por violar los artículos del estatuto y la ley de organizaciones sindicales”, explicó hoy al programa “Zysman 830”, que va por La Ocho.

“Esta gente hizo caso omiso a la impugnación de la asamblea y la realizaron igual, con la presencia de muchísima gente que no pertenecía a la actividad, que no eran afiliados al gremio, eran del Sindicato de Camioneros, por lo tanto, también fue anulada esa asamblea”, agregó Boix, quien, pese a su anuncio, esta mañana no se presentó en la sede gremial.

>> Leer más: Boix anunció que irá al sindicato de taxistas a recuperar la conducción

Asimismo, indicó que el pasado 6 de diciembre el Ministerio de Trabajo anuló las actuaciones de la actual conducción del sindicato y ratificó su cargo como secretario general del sindicato. “No tienen argumentos para destituirme, lo único que argumento que pusieron fue la denuncia que me hicieron en la Justicia y ni siquiera estoy imputado”, afirmó.

Embed

“No se dictaminó nada en contra mío, sigo siendo inocente, no hay argumentos para mi suspensión ni mi destitución”, detalló Boix, y continuó: “Me tienen que dejar entrar, tendría que haber un oficial de justicia que me permita ingresar para hablar con la comisión directiva. Es es como cuando alguien entra a tu casa, se instala, y no lo podés sacar más”.

Incidente frente al sindicato

Mientras los miembros de comisión directiva esperaban a Boix, hubo un incidente frente a la sede gremial. No fue más allá de un intercambio de insultos, pero hubo momentos de marcado nerviosismo entre los taxista. Uno de los peones que se vio envuelto en la situación, Osvaldo Escobar, explicó cómo y por qué pasó lo que pasó.

“Estuve en su momento al lado de Boix, cuando un día, después de una asamblea en la que se lo votó para que esté al frente del sindicato por cuatro años más, me dijo ‘estos cuatro años me la llevo toda, tengo que vivir la vida’ y entonces yo me fui, no me echó, como dice él”, contó frente a los cronistas, en una improvisada conferencia de prensa.

>> Leer más: Una estación para frenar y comer por 100 pesos

“Lo que me dijo era claro, que todo lo que él pudiera recaudar se lo iba a llevar”, contó esta mañana Escobar a La Capital, y añadió. “Yo ya estoy cansado de esto, y vengo acá a poner la cara y el pecho por los compañeros, porque Boix me mandó cuatro audios en los que me decía que si no me corría iba a correr sangre y los tengo bien guardaditos”.

“Estoy seguro de lo que hago, porque sé lo que hay en el gremio y lo que es Boix, una lacra, vos no venís por la institución, para mejorar el sistema, para mejorar la calidad de vida de los trabajadores, vos venís a llenarte los bolsillos” afirmó Escobar, y enfatizó: “A mí no me sorprende nada de Boix, pero me pregunto ‘¿dónde está la Justicia’?”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario