La ciudad

Peressotti fue a convocatoria y debe hasta la matrícula de farmacéutico

El zar de los descuentos en los medicamentos quedó a un paso de la bancarrota. El ex concejal justicialista y farmacéutico Daniel Peressotti se declaró en la Justicia en cesación de pagos...

Jueves 02 de Agosto de 2012

El zar de los descuentos en los medicamentos quedó a un paso de la bancarrota. El ex concejal justicialista y farmacéutico Daniel Peressotti se declaró en la Justicia en cesación de pagos y desde hace más de dos años ni siquiera abona la matrícula del Colegio de Farmacéuticos. Es más. Ante varias denuncias en el Tribunal de Etica de este cuerpo colegiado, Peressotti fue sancionado y hasta se la había suspendido la licencia de profesional. En marzo pasado, y al no poder afrontar una catarata de reclamos laborales de sus ex empleados, una abultada deuda con un laboratorio porteño y un rojo en miles de pesos con entes crediticios y bancarios solicitó la convocatoria de acreedores.

Apenas asomaba el nuevo milenio, Peressotti fue protagonista de un marcado ascenso comercial cuando las farmacias que llevaban su marca se multiplicaban a lo largo de la ciudad ofreciendo descuentos en remedios que otros negocios no podían igualar.

El farmacéutico capitalizó su logro empresarial volcándose a la política, pero en ambos casos su carrera fue apagándose producto de sus exabruptos, amenazas y desaciertos que derivaron en el cierre progresivo de sus locales. El último de su propiedad bajó las persianas en 2008.

Complicado. El secretario del Colegio de Farmacéuticos, Juan Carlos Roquetta, reveló un dato que pinta la situación del ex concejal justicialista. "Peressotti está matriculado, pero arrastra una deuda de más de dos años. Fue intimado, pero no entramos en la convocatoria judicial", puntualizó el directivo.

En tanto, otra irregularidad se sumó a esta situación. El farmacéutico había sido denunciado varias veces en el cuerpo colegiado "por faltas éticas que fueron analizadas por el Tribunal correspondiente y motivaron una sanción. Peresotti apeló la resolución en la Cámara Penal, pero la Justicia confirmó lo actuado por el Colegio, por lo que luego se le aplicó una suspensión de matrícula", explicó Roquetta.

Ayer, circuló en varios medios periodísticos que Peressotti acudió en marzo a la Justicia a declararse en cesación de pagos frente a los reclamos laborales, de proveedores de medicamentos y de tarjetas de crédito impagas.

Mientras el expediente del concurso preventivo está en pleno trámite en el fuero civil, su abogado, Leopoldo Hernández, confirmó a La Capital que el empresario afronta decenas de pleitos con ex trabajadores, unos 120 mil pesos de facturas impagas con el laboratorio Hiperfarm de Capital Federal y la falta de cumplimiento en la liquidación de las tarjetas American Express y Diners Club, además de irregularidades para con Citibank por montos que rondan los 100 mil pesos.

La convocatoria ingresó al Juzgado Civil y Comercial Nº 14 frente a varios pedidos de quiebra. Y Peressotti planea un plan de pago.

Brillo y ocaso. Ser líder de los descuentos en los remedios le sirvió a Peressotti como trampolín para la arena política. Llegó al Concejo Municipal en 2005 como edil del justicialismo. Aunque, en 2008 fue expulsado del bloque de concejales del Frente para la Victoria (FPV) después de que empleadas de una de sus farmacias lo denunciaran por maltrato.

A partir de su comportamiento, la Justicia Correccional lo procesó por lesiones y amenazas, delitos ratificados posteriormente por la Cámara de Apelaciones. Este revés judicial repercutió en el Palacio Vasallo. Cuando una comisión integrada por sus pares lo empezó a investigar pidió 90 días de licencia, pero terminó renunciando a su banca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario