La ciudad

"Pedimos condena ejemplar, Emi y Faku ya no están pero se pueden evitar otras muertes"

Fabiana Ferreyra es la madre de una de las víctimas que murió en un siniestro vial el año pasado en Pellegrini y Provincias Unidas. En Tribunales se desarrolla el juicio oral y público.

Miércoles 08 de Abril de 2015

En Tribunales se desarrolla el juicio oral y público por la muerte de Emiliano "Emi" Cáceres y Facundo "Faku" Aguirre, dos jóvenes que murieron en febrero de 2014 tras un choque en Pellegrini y Provincias Unidas, cuando regresaban de una fiesta en Funes. Iban en un Fiat Uno blanco que manejaba Federico Gómez, un compañero del curso. Según la acusación, el conductor del auto iba a altísima velocidad y y alcoholizado cuando estrelló su auto contra un camión estacionado en la esquina. La fiscalía pidió prisión efectiva para el imputado.
 
"Estamos pidiendo prisión efectiva porque consideramos que necesitamos una condena ejemplificadora. Esto fue un siniestro vial, no fue un accidente común, podría haber sido evitable", dijo Fabiana Ferreyra, la mamá de Emiliano Cáceres, quien ayer declaró ante el juez José Luis Suárez.
 
En contacto con "El primero de la mañana" de La Ocho, la mujer dijo que están "esperanzadas que de una vez por todas esto tiene que cambiar", y agregó: "·Emi y Faku no están más pero se puede prevenir otras muertes".
 
La mujer llamó la atención sobre"irregularidades que rodean al caso", y mencionó al respecto a la madre del imputado, "a toda la comisaria 14, al enfermero Moreira que extrajo una muestra de 4 centímetros de sangre y al laboratorio llegó menos que un mililitro". También "al imputado Federico Gómez, que se le permite beber agua desde las 7 de la mañana hasta la 13 donde se le realiza la extracción de sangre y la alcoholuria le dio totalmente adulterada".
 
La mujer contó que su hijo se ofreció a manejar "porque no había bebido, tenían una práctica de fútbol y además no le gustaba", pero que el conductor del auto "se negó a entregarle el vehículo porque era suyo, estuvieron esperando un rato largo para tratar de convencerlo, hubo una discusión de por medio y al tomar autopista empezó a acelerar a 160 km por hora. Y el desenlace ya lo sabemos".
 
"Pedimos una prisión efectiva no por una cuestión caprichosa, buscamos justicia no venganza, porque queremos que de una vez por todas que los conductores que salen alcoholizados a la calle sepan que pueden ir presos si causan un accidente o una muerte. Por eso también vamos por la ley de alcohol cero", concluyó la madre de Emi.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario