La ciudad

Paso a paso, el delicado trabajo de un artesano

"Cuando terminé el retrato de San Martín, muchos de los que siguieron el proceso de la obra a través de las redes (en Facebook: Libertadores de Pueblos y en Instagram: Ramiro Ghigliazza) me pidieron que hiciera a Belgrano. Yo había empezado algunos ensayos y la declaración del Concejo me llevó a ponerme a todo con este proyecto", relata el diseñador Ramiro Ghigliazza.

Lunes 08 de Junio de 2020

"Cuando terminé el retrato de San Martín, muchos de los que siguieron el proceso de la obra a través de las redes (en Facebook: Libertadores de Pueblos y en Instagram: Ramiro Ghigliazza) me pidieron que hiciera a Belgrano. Yo había empezado algunos ensayos y la declaración del Concejo me llevó a ponerme a todo con este proyecto", relata el diseñador Ramiro Ghigliazza.

Con reproducciones del cuadro de Carbonnier como base comenzó la reconstrucción del identikit del prócer. También las primeras teorías en torno a algunos rasgos del retrato que no coinciden con los testimonios de época. "Los relatos de sus contemporáneos lo describen rubio y de ojos celestes, pero en el cuadro no está eso. Es más bien castaño con los ojos oscuros. Pensamos que puede haber sido porque, como tenía el pelo muy revuelto, se lo puede haber mojado para acomodarlo para el retrato. Y en cuanto al color de los ojos pensamos que podría tratarse de esos que cambian de color respecto a la luz ambiente".

No cabían dudas sobre un detalle: una fístula que tenía Belgrano en el ojo derecho, producida por una obstrucción de los lagrimales.

Con el estudio de los rasgos y proporciones del rostro definidos, comenzó la búsqueda de personas con cabellos, ojos y narices parecidas al prócer que fueron fotografiadas con una pose y vestimenta similar a la del cuadro. En la obra se utilizaron tres: un niño de pelo revuelto, un hombre flaco de intensos ojos celestes y otro con unos años más y una piel blanquísima. Ninguno, a primera vista, se parece mucho a Belgrano.

Para Ghigliazza la técnica de reconstrucción 3 D carece de expresividad suficiente, "por eso empleo una técnica similar a un fotomontaje, utilizo rostros verdaderos y los monto para ir llevándolos hacia los documentos históricos existentes".

Los celulares de varios historiadores como De Marco, Miguel Carrillo, Felipe Pigna, Marcelo Calabria y Roberto Colimodio guardan los intercambios que generó cada uno de los 39 bocetos.

El marco del retrato digital del prócer tiene una frase que resume la filosofía belgraniana. "Unidos, descubriremos una gran Nación".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario