La ciudad

Parques, avenidas, viviendas y loteos, el plan municipal para Nuevo Alberdi

Buscan aplicarlo en las 250 hectáreas de la zona noroeste que hoy son rurales. El Ejecutivo enviará la propuesta al Concejo tras la aprobación del mapa de inundabilidad.

Domingo 25 de Septiembre de 2011

La zona noroeste de la ciudad estuvo esta semana en el centro de la escena. Es que el Concejo deberá definir los usos de 250 hectáreas que se extienden por detrás del autódromo y llegan hasta el aeropuerto y que en poco tiempo más dejarán de ser inundables tras las obras hidráulicas encaradas en los últimos años. En ese amplio sector, la Municipalidad apuesta a plasmar un “plan integral” que incluirá parques públicos y avenidas en los entornos a los arroyos, soluciones habitacionales y productivas para los actuales habitantes y loteos privados.

  Si bien la secretaria de Planeamiento, Mirta Levin, planteó que “primero el Concejo debe aprobar el mapa de inundabilidad”, confirmó que “después se enviará otro proyecto proponiendo cambios en los usos del suelo. Una vez que se apruebe, al poco tiempo vamos a mandar una propuesta complementaria”.

  Según pudo saber La Capital, la intención del gobierno municipal es impulsar un “plan integral” que incluirá parques públicos y avenidas en los entornos a los arroyos de la zona, soluciones habitacionales y productivas para los actuales habitantes de la zona y loteos privados. Un modelo con características similares al que se levantó en el Parque Habitacional Ludueña.

  “La realidad es que preservar las 250 hectáreas para que las utilicen los habitantes de la zona es económicamente imposible, ya que los terrenos pertenecen a privados, no al Estado”, remarcó el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, quien pidió a los ediles “paciencia, ya que los estudios de la Universidad se presentaron hace poco”.

  El funcionario aludió a los informes sobre las condiciones de inundabilidad de gran parte de esa zona, que fueron cambiando a raíz de las obras hidráulicas que se realizaron en el sector sobre los canales Ibarlucea y Salvat.

  En ese sentido, el funcionario recordó que “durante los últimos 20 años el eje de la zona eran las inundaciones de Empalme Graneros y Nuevo Alberdi. La más reciente fue en 2007. Hoy ese temor prácticamente no existe por las obras realizadas por el gobierno de la provincia. Estamos trabajando pensando en el futuro, pero debíamos ocuparnos antes del presente”, indicó.

  Respecto a algunas de las alternativas planteadas por bancadas opositoras en el Concejo, la titular de Planeamiento adelantó su negativa a construir un gran complejo de viviendas sociales como se impulsó para la zona cero durante la gestión del PJ en el gobierno provincial. “Eso genera exclusión y nosotros apostamos a la integración urbana”, fundamentó.

  Según Levin, “son muchos los propietarios de terrenos en la zona noroeste, los tenemos a todos relevados en base a información catastral actualizada. Es un espacio muy subdividido. No será sencilla la negociación, porque hay intereses diversificados en juego, a diferencia de otras zonas de la ciudad donde se avanzó; como por ejemplo en Puerto Norte, donde había sólo ocho actores”.

  En tal sentido, la titular de Planeamiento puntualizó que en el caso de Nuevo Alberdi “hay pequeños, medianos y grandes propietarios, algunos emprendimientos productivos y plantaciones tipo quinta. Allí también están quienes adquirieron terrenos como inversión y también quienes viven en la zona. Pero no hay grandes terratenientes, se ha instalado un gran fantasma de que esos actores van a desalojar y arrasar a los pobladores, y la verdad es que la realidad no es esa”, remarcó la funcionaria.

El debate. En el Concejo, distintos bloques exigieron debatir en conjunto tanto el nuevo mapa de inundabilidad de la zona elaborado por la Facultad de Ingeniería de la UNR como así también los futuros usos de las tierras. “Son temas absolutamente ligados, no podemos aceptar que nos vendan que es una serie en capítulos cuando el director de la película tiene la historia cerrada en su cabeza”, graficó el concejal Alberto Cortés (Proyecto Sur), quien dijo ser partidario de privilegiar el uso social de las tierras a urbanizar.

  “Hay que dar ambas discusiones cuanto antes, porque mientras no haya definiciones los privados avanzan por encima de los derechos adquiridos de quienes viven allí desde hace años, con sus pequeños emprendimientos productivos”, planteó el sacerdote Daniel Siñeriz, a cargo de la parroquia San Joaquín y Santa Ana de Nuevo Alberdi Oeste, tras lo cual bregó por “priorizar la lucha para reducir el déficit habitacional por encima de los intereses inmobiliarios”.

  Las distintas posiciones sobre el destino de una de las últimas hectáreas disponibles en la ciudad continuará mañana al mediodía en la comisión de Planeamiento del Concejo. Allí, los ediles evaluarán el mensaje del Ejecutivo, la propuesta de expropiación de unas 64 hectáreas impulsada por parte de la bancada socialista y la denuncia sobre loteos irregulares presentada por el Movimiento Giros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario