LA CIUDAD

Paro de municipales: los intendentes dicen que podrían descontar los días no trabajados

Dicen que la medida de fuerza entre martes y jueves rompe la conciliación obligatoria vigente. Y que provoca la pérdida del derecho de cobrar el sueldo para los que adhieran.

Lunes 21 de Septiembre de 2020

Intendentes ciudades y comunas de la provincia se posicionaron en forma enérgica respecto del paro de 72 horas trabajadores lanzado por la federación de sindicatos municipales (Festram). Los jefes comunales señalaron que desde el 7 de septiembre está vigente una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de Santa Fe. Y dejaron claro que si la Festram persiste en mantener medidas de fuerza, a las que define como incomprensibles, "está provocando la pérdida del derecho a cobrar el sueldo para los trabajadores y trabajadoras municipales que se adhieran a la misma".

El duro comunicado que advierte sobre la posibilidad de recortar los días de paro fue rubricado por los intendentes Pablo Javkin (Rosario), Emilio Jatón (Santa Fe), Alberto Ricci, (Villa Gobernador Gálvez), Luis Castellanos (Rafaela), Marina Bordigoni (Carlos Pellegrini), Victoria Civalero (Frontera), Ana Meiers (Esperanza) y Ulises Puntonet (Cañada Rosquin).

Los intendentes resalta el actual contexto de circulación y propagación creciente del Covid 19, "donde la sociedad toda ve deteriorado sus ingresos y recursos". Y llaman a "una profunda y responsable reflexión a los dirigentes de la Festram, exhortándolos a anteponer los intereses del conjunto por sobre una incomprensible actitud sectorial".

>> Leer más: Dura crítica al paro de municipales: "No estamos en condiciones de negociar la salud de la población"

Advierten que las administraciones municipales "han hecho propuestas de mejoras salariales en reconocimiento a la necesidad de recomponer los salarios de sus trabajadores y las mismas de manera reiterada, han sido rechazadas sin contemplar ni el contexto aludido ni la realidad que atraviesa el país". Y recuerdan que producto de parámetros que la propia Festram había requerido, se propuso a los representantes gremiales un incremento salarial consistente en una suma equivalente al 15% de las asignaciones de categorías de septiembre, hasta llegar en forma progresiva a un monto equivalente al 25% sobre las categorías de diciembre.

"Nuevamente, sin abundar en fundamentos, se rechazó la propuesta con una nueva medida de fuerza de 72 horas para esta semana".

El texto de jefes comunales remarca que desde el día 7 de septiembre del corriente "se encuentra vigente una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe entre la Festram y los Municipios y Comunas. En virtud de esta Resolución, y por imperio de la Ley 10.468, la Festram debió abstenerse de tomar medidas de fuerza y de fijar nuevas".

Los intendentes dicen que al desoír este mandato y convocar a una huelga entre mañana y el jueves inclusive, "la Festram incumple la ley y además, según lo que dispone el artículo 16 de la Ley 10.468, está provocando la pérdida del derecho a cobrar el sueldo para los trabajadores y trabajadoras municipales que se adhieran a la misma".

>> Leer más: Ratner: "Hay una abierta posición de Sukerman a favor de los intendentes"

"Esta situación resulta incomprensible, si se tiene en cuenta que, luego de una propuesta muy seria de los municipios y comunas, Festram decidió interrumpir unilateralmente las conversaciones y lanzar un paro que compromete la prestación de los servicios de las municipalidades y comunas en este momento tan crítico", indica el comunicado.

Por ello los intendentes pide a los dirigentes de Festram "que abandonen posiciones unilaterales que solo pueden satisfacerse con más esfuerzo sobre las espaldas de los contribuyentes que como hace tiempo no padecen una crisis de la magnitud que atravesamos y que este cuerpo de intendentes y presidentes comunales no están dispuestos a entregar".

La medida de fuerza forma parte del plan de lucha iniciado a comienzos de agosto con un paro de 24 horas. El conflicto continuó con un paro de 48 horas ese mismo mes y otro de 72 horas, que se cumplió hace quince días con un alto nivel de acatamiento en toda la provincia, en rechazo de la propuesta que los intendentes llevaron a la mesa paritaria: una suma de 3 mil pesos para los meses de septiembre, octubre y noviembre, con carácter de no remunerativa y no bonificable.

El paro impacta de lleno en medio de la crisis sanitaria, complicando la atención en centros de salud, los operativos sanitarios de prevención y el control del cumplimiento de las medidas de restricción al funcionamiento comercial con el objetivo de domar la suba de contagios de coronavirus.

>> Leer más: Sukerman cuestionó el paro municipal y advirtió que puede haber descuento

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS