La ciudad

Para la Municipalidad es "inmoral" legalizar las carreras de perros

Así lo aseguró la directora del Instituto de Salud Animal, Diana Bonifacio, y se sumó a la polémica. "Van a tirar los galgos que pierdan al medio del campo", advirtió un especialista.

Viernes 22 de Agosto de 2008

"Es inmoral porque quieren lucrar con los perros". Así resumió la titular del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa), Diana Bonifacio, al proyecto de los diputados justicialistas Jorge Lagna y Alberto Monti que busca legalizar las carreras de perros en Santa Fe. La funcionaria, que también calificó a la iniciativa de "poco responsable", reveló la existencia de canódromos clandestinos donde "abandonan a los animales después de su vida útil y llegan luego al Imusa en mal estado".

A su crítica se sumó la del diputado socialista Raúl Lamberto, quien consideró que la idea de autorizar canódromos "surge sólo de la cabeza de un legislador, y no se desprende de la realidad".

Así, la propuesta de habilitar apuestas en carreras de perros cosecha por ahora más críticas que adhesiones y genera una fuerte polémica en la opinión pública.

"Nos oponemos al canódromo acá y en cualquier lado. Es poco responsable sacar a la luz una actividad clandestina que tiene una finalidad económica sobre una mascota que roza lo que sería el maltrato", fustigó Bonifacio.

Contrariamente a la idea de utilizar canes para el juego, desde el Imusa se realiza una campaña de difusión de la tenencia responsable de perros haciendo énfasis en los derechos del animal. Sobre la genética de los galgos (preparados para correr a gran velocidad para cazar liebres), la especialista admitió que pueden usarse para correr en el campo.

"Algo muy distinto es entrenar un galgo para que desarrolle mayor rapidez, porque se lo explota económicamente y luego se lo abandona, como ocurre en las localidades del sur santafesino. Incluso nos han llegado galgos que fueron tirados a la calle o los largaron en la ruta y la gente los trae al Imusa", comentó.

La funcionaria municipal les recomendó a Lagna y Monti proponer la creación de espacios verdes para que el público haga zooterapia con los perros. "Hay tanto para revisar, como por ejemplo la prohibición de la tenencia de razas peligrosas como el pitbull o el dogo argentino o la idea de colocarle microchips a los perros mordedores", enumeró.

Destino de muerte. Para el veterinario Guillermo Pérez Gimeno, "en vez de buscar alternativas de timba habría que encontrar alternativas de trabajo". El profesional consideró que con la instalación de canódromos "se van a enriquecer unos pocos y empobrecer y endeudar muchos, porque este juego está rodeado de mafias".

A raíz de los antecedentes que recolectó en el área de fauna, asegura que el galgo no ganador tiene un destino de muerte. "En Miami es común que los criadores lleven a matar animales que culminaron su vida útil".

Pérez Gimeno también confirmó la existencia de carreras clandestinas y trazó una diferencia con aquellos aficionados a la caza que usan los galgos para tal fin. "En las carreras, si un perro no gana dos competencias seguidas se lo descarta y tira en el campo", aseguró.

El diputado Lamberto, en tanto, negó que la Cámara baja tenga la necesidad de "blanquear" un auge de criaderos de galgos listos para competir.

"No se desprende que este sistema esté arraigado en la provincia. Sería una actividad más de carácter lucrativo que no está en la realidad, sino en la cabeza de un legislador", resumió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario