La ciudad

Para evitar el vandalismo, mudaron una escultura de la plaza Montenegro

Es una obra de la artista Mimí Escandell que estaba en mal estado, pintada y con abollones. Tuvo que ser restaurada y trasladada al CEC.

Jueves 10 de Octubre de 2019

"Construcción", la escultura que Mimí Escandell bocetó en la década del 60, y que hace dos años, durante la 12ª Semana del Arte, se instaló en la plaza Montenegro, ahora se exhibe en la explanada del Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC). El cambio de espacio buscó preservar a la obra del vandalismo al que se había sometido durante su estadía en la peatonal San Martín.

Hace unos tres meses, los dos volúmenes de líneas curvas construidos en acero inoxidable se colocaron sobre el acceso a los ex galpones portuarios de Sargento Cabral y el río. Antes de eso, la obra había atravesado un profundo trabajo de restauración.

"La obra estaba muy descuidada, pintada con graffitis y abollada", explicó el artista plástico Roberto Echen, curador del departamento de Agenciamientos Artísticos del CEC. Es más, Escandell misma se había encargado de manifestar su decepción por el estado de la obra.

La artista plástica, fallecida en julio pasado, había donado la escultura al municipio hace dos años. La obra formaba parte de una serie proyectada a mediados de la década del 60, pero no había sido materializada hasta hace unos años.

Recién en 2014, Escandell produjo la obra que se instaló en la plaza Montenegro durante la 12ª Semana del Arte.

La escultura demarcaba el vértice del espacio público, casi sobre la esquina de la peatonal y San Luis. Desde el Centro Cultural Fontanarrosa recordaron que la colocación de la obra acompañó también una serie de intervenciones desarrolladas para ordenar ese espacio público.

"Para nosotros era un honor tenerla, la gente que venía a la plaza se había apropiado de ella, pero es verdad que la obra estaba muy vandalizada", admitieron.

Actualmente, sobre la esquina de San Martín y San Luis, apenas queda un cartelito, pegado con cemento al piso, donde se menciona el nombre de la obra y el de su autora.

En otro lugar

En junio pasado, durante la segunda edición de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur, Bienalsur, la obra de Escandell se desplegó en la explanada de acceso al CEC; el que sería después su lugar definitivo. "Fue una decisión que tomamos hace más de un año, la obra estaba muy descuidada, por eso se decidió colocarla en otro lugar", explicó Echen.

El curador recordó que antes de instalarla en la zona conocida como la Franja Joven del Río, la escultura se sometió a una restauración importante. También se rehizo el contrato de donación que convierte a la obra en patrimonio público del municipio e incluimos al Instituto de Investigación, Conservación y Restauración de Arte Moderno y Contemporáneo (el mismo encargado del cuidado de la colección del museo Castagnino-Macro), como encargado de los trabajos de restauración de la obra.

Noemí Escandell nació en 1942, en Cañada de Gómez, y se formó en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), donde se graduó como profesora.

Desarrolló gran parte de su exitosa carrera en la ciudad de Rosario, donde formó parte de colectivos como el Grupo de Arte de Vanguardia de Rosario y Tucumán Arde.

Por decisión propia, Escandell no exhibió sus producciones durante el período de la dictadura militar, en esta etapa se dedicó a la docencia en la facultad de Humanidades y Artes.

La destacada artista expuso en numerosas casas de arte internacionales y en museos de Argentina, Brasil, Suecia y Estados Unidos, y había representado al país en la I Bienal del Mercosur, realizada en Porto Alegre, en 1997.

El año pasado recibió el premio a la Trayectoria 2018, en el Salón Nacional de Artes Visuales.

La artista falleció en julio pasado, luego de sufrir un paro cardíaco en un vuelo que la llevaba a la ciudad de Oslo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario