La ciudad

Para el municipio, la responsabilidad de habilitar el autódromo la tiene el Concejo

La Intendencia asegura que ya comenzó las obras exigidas en el óvalo del Juan Manuel Fangio y que necesita la pronta aprobación de los ediles para no perder su lugar en el calendario. 

Domingo 22 de Marzo de 2015

Las autoridades municipales aseguran que elevaron la semana pasada una nota con el plan de obras y el presupuesto para las tareas de refacción que ya se están realizando en el autódromo Juan Manuel Fangio y que ahora necesitan la rápida aprobación del Concejo Municipal para poder recibir en Rosario al atractivo Súper TC 2000, una de las categorías más populares del país, que representaría un impacto muy positivo para la ciudad y un movimiento importante de dinero.

   El escenario está planteado en tiempo de descuento. La carrera de STC 2000 en Rosario está programada para el 26 de abril y el reloj reclama premura. “Nosotros entendemos a los concejales, pero también pedimos que se apruebe rápidamente esto para poder desarrollar el calendario que tenemos sin inconvenientes. Rosario necesita conservar esta fecha”, señaló Claudio Díaz, subsecretario de Gobierno de la Municipalidad.

   “Si viene el STC 2000 es porque está realmente en condiciones. Si no, no viene una categoría de éstas. A este autódromo hay que cuidarlo porque se ganó un lugar en el automovilismo argentino”, enfatizó.

   El funcionario repasó los hechos que llevaron a este cuadro de necesidad de habilitación. “La ciudad debe tener una nueva ordenanza que regule el funcionamiento del autódromo ya que la anterior venció en diciembre de 2014. Ante esta situación, el Ejecutivo mandó un mensaje en octubre del año pasado para que se apruebe una nueva ordenanza, que en líneas generales es muy similar a la anterior, que se había aprobado por unanimidad dos años antes”, comentó Díaz.

En el recinto. “Ese momento coincidió en el recinto con otros proyectos importantes, como el de presupuesto, por lo que el tema no pudo ser tratado por los concejales en los tiempos pretendidos”, recordó. “Por eso, el miércoles pasado mandamos una nota al Concejo en donde solicitamos el tratamiento de este tema. Y la acompañamos con el plan de obras, que ya está cumplido en su gran mayoría”, recalcó el subsecretario.

   Vale recordar que desde el Concejo se le exigía al Municipio que avance con la construcción de un destacamento policial en la zona y con los trabajos de insonorización y mitigación de ruidos. En ese sentido, Díaz afirmó que esas obras, están en marcha. “En el destacamento policial, la obra ya está comenzada hace 15 días, con un proyecto de la municipalidad y financiamiento de la provincia. Estará terminado a medidados de abril”, prometió.

   En relación al segundo requerimiento, el representante municipal comunicó se están llevando adelante “tareas de mitigación que consisten en bloques de cemento, colocados sobre el talud de la recta principal, en toda su extensión. Y esos bloques serán utilizados como tribuna. Es lo que nos aconsejaron los especialistas: talud y tribuna, donde los espectadores también sirven para obstruir las ondas de sonido”.

   Y agregó: “Esta etapa ya está comenzada y se están haciendo con la bloquera de la Municipalidad. Llegaremos bien a la carrera más importante que estamos esperando ahora que es el Súper TC 2000. Entonces, en los dos puntos en que había un compromiso oportunamente asumido, los estamos desarrollando”.

   Con este panorama, la decisión está del lado de los concejales, quienes tienen en sus manos la gran responsabilidad de mantener a Rosario en el cotizado calendario del automovilismo nacional. “Entendemos que hay buena predisposición en el Concejo y somos comprensivos. Sabemos que hay una agenda de temas, pero para nosotros estos también es prioridad”, advirtió Díaz.

   El arribo del STC 2000 significa un importante envión para toda la ciudad. Alimenta y potencia todos sus perfiles, incluso el turístico. “Cuando llega una categoría de esta naturaleza genera un movimiento muy importante en la hotelería, en combustibles, en el sector gastronómico y en sectores de la diversión. Además, la gente que viene a ver una carrera y le gusta la ciudad, a lo mejor vuelve para disfrutar del río y otras atracciones”, cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS