La ciudad

Papá Noel encendió el clásico árbol de Navidad en Oroño y Pellegrini

Con bandas en vivo y variadas propuestas gastronómicas, se iluminó uno de los íconos de la ciudad. Estará durante un mes.

Sábado 09 de Diciembre de 2017

Como cada 8 de diciembre, se prendió ayer el clásico árbol de Navidad que adorna en todas las fiestas de fin de año a la rotonda de bulevar Oroño y avenida Pellegrini. La estructura estará durante un mes y se conforma a partir de más de 3 mil lámparas halógenas.

   El tradicional acto, que ya se convirtió en un símbolo de la ciudad , fue animado con la actuación del grupo humorístico Lo Lumvrise y se musicalizó con las presentaciones del DJ Tomás Caturla y con la banda local de cumbia latinoamericana Homero y sus Alegres. Además, el grupo de rock fusión bonaerense La Mosca también alegró la noche.

Los oriundos de Ramallo y liderados por Guillermo Novelis fueron los encargados de cerrar el show juntó a Papá Noel, quien tuvo en sus manos la acción más esperada por todos los rosarinos que se acercaron al parque Independencia: encender el clásico árbol de Navidad.

   Además de la música y el humor, distintos socios del centro comercial a cielo abierto Paseo Pellegrini montaron un patio de comidas para los presentes. De esta manera se podían ver los distintos shows y esperar la llegada de Papá Noel para el encendido del árbol y, mientras, comer algo.

Desde temprano, un operativo de tránsito realizado por la Secretaría de Control y Convivencia liberó una importante zona para que la gente disfrutara de una noche que ya se convirtió en un ícono de la ciudad. Las familias que concurrieron, pudieron pasar una velada completa, con gastronomía y shows, en presencia de la puesta en marcha del gigantesco y clásico pino de luces navideño.

   El gran árbol de Navidad fue instalado en la esquina de Oroño y Pellegrini en la década de 1970, luego de una iniciativa del plantel de la Dirección de Alumbrado Público. Hoy en día, esa misma repartición se sigue encargando, como todos los años, de su mantenimiento.

   El tradicional ícono navideño de la ciudad, de 24 metros de ancho por 15 metros de alto, varió en su aspecto con el paso de los años y tuvo varios formatos.

El cambio más destacable es su tamaño ya que, en los inicios de la tradición, el árbol sólo abarcaba el perímetro de la rotonda de Oroño y Pellegrini; pero luego, en la década de 1990, se extendió hasta las veredas que conforman esas esquinas. De este modo, los autos que circulen por cualquiera de las dos arterias pasan por debajo de las guías que sostienen las luminarias.

   El encuentro fue organizado por la Municipalidad, el Paseo Pellegrini y la Asociación Amigos del Parque Independencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario