La ciudad

Padres de alumnos del Superior y el Poli se quejan de las horas libres

Llegado fin de año, los padres de los alumnos del Superior de Comercio y del Politécnico hicieron un racconto del calendario escolar 2008 y los números no fueron de lo más alentadores: los chicos no sólo estuvieron por debajo de los 180 días de clases que exige la ley nacional sino que además nueve de los días perdidos fueron por horas libres.

Sábado 15 de Noviembre de 2008

Llegado fin de año, los padres de los alumnos del Superior de Comercio y del Politécnico hicieron un racconto del calendario escolar 2008 y los números no fueron de lo más alentadores: los chicos no sólo estuvieron por debajo de los 180 días de clases que exige la ley nacional sino que además nueve de los días perdidos fueron por horas libres. Además, se quejaron de que algunos docentes "siempre llegan entre 15 y 20 minutos tarde" a las aulas. Ante esta situación, enviaron una carta a las autoridades de cada uno de los establecimientos, al mismo tiempo que plantearon sus reclamos y "preocupaciones" ante el Area de Educación Media y Técnica Superior de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), de la que dependen estos dos colegios preuniversitarios (ver aparte).

Margarita Sáez es madre de un alumno de 9º año del Instituto Politécnico (Pellegrini 250) y si bien reconoció que "las autoridades de la Universidad manifiestan voluntad política de solucionar estos problemas", indicó que "el control diario de estas situaciones deben hacerlo las direcciones de cada una de las escuelas".

Por eso, la mujer apeló "a la responsabilidad social" de los docentes; y planteó —tal como se señala en las cartas remitidas a las direcciones— "la necesidad de poner en práctica en las escuelas un código de convivencia que determine los derechos y obligaciones, tanto de los docentes como de los alumnos".

Los reclamos. Es en las cartas, firmadas por una agrupación que se autodenomina Padres en Defensa de la Educación y de los Alumnos, donde quedan puntualizados los reclamos. El primero y medular es la cantidad de días de clases. Los padres señalan que no sólo no se llega a los 180 días de clases que establece la ley nacional sancionada en enero de 2004, sino que hay cursos en los dos establecimientos que sólo sumaron 147 jornadas de clases.

Eso no es todo. En las misivas también señalan que de los días caídos, nueve corresponden "a horas libres" que se fueron sumando a lo largo del año; y apuntan también a las demoras de los algunos docentes para llegar al aula.

"Tenemos conocimiento de que algunos profesores llegan siempre entre 15 y 20 minutos tarde a dictar su cátedra", detallan en las cartas, y agregan que existen "materias que no llegan a darse durante todo un mes, debido a los feriados, paros y horas libres".

Todo eso conlleva a la "preocupación constante de los padres de que no se desarrollen en algunas materias todos los contenidos planificados, o bien que se haga en forma fugaz", lo que termina —según agregan— en que "los temas nuevos sean incorporados rápidamente para cumplir con la currícula y poder tomarlos en los exámenes cuatrimestrales".

Solicitudes. Así, los padres sostienen que "la única manera de defender la escuela pública es con los chicos en clase", pero además elaboraron una serie de solicitudes que elevaron a las autoridades de las escuelas a través de las cartas.

Entre los pedidos se cuentan colocar en las páginas web de los colegios los temas que entran por materia y por curso en los exámenes integradores con los horarios de consulta a los profesores; entregar las notas en tiempo y forma; crear un Código de Convivencia donde se establezcan los derechos y obligaciones de todos los integrantes de la comunidad educativa y las sanciones por incumplimiento; informar el calendario escolar de 2009; crear un Departamento de Relaciones Institucionales y convocar a los padres dos veces en el año. Por ahora, no están muy contentos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario