La ciudad

Otro oficio exige restituir a una menor a Rosario con su padre

La orden fue directa a las fuerzas federales para que ubiquen a una niña de diez años en el norte argentino, a la que su madre se llevó hace unos cincuenta días.

Miércoles 02 de Septiembre de 2015

La Justicia rosarina libró un nuevo oficio para restituir a una menor con su padre desde el norte del país. Carolina Garrido, de 10 años, viajó hace 51 días con su madre a Catamarca en medio de las vacaciones de invierno, y desde ese entonces, Sandro, el padre no tuvo más contacto con la niña. Ahora, una jueza de Familia instó a las fuerzas federales para que ubiquen a la nena y su madre y la traigan de inmediato a la ciudad, sin que intermedie un juzgado catamarqueño.

"Es una luz de esperanza tener esta nueva resolución judicial después de tantos días sin tener noticias de mi hija", confió Sandro Garrido a LaCapital.

Según contó Garrido, la jueza de Familia, Valeria Vittori (7º Nominación) envió un oficio "a las fuerzas federales para que ubiquen a Carolina y a la madre en Catamarca y la restituyan de inmediato a Rosario" con él.

Para Sandro, la novedad de esta resolución radica en que "las otras veces intervino un juzgado catamarqueño que, lejos de acelerar la búsqueda, generó más obstáculos. Ahora el oficio fue a las fuerzas federales, sin que yo tenga que viajar al norte a agilizar el trámite".

Esta semana, tras casi dos meses sin novedades, el padre de Carolina tuvo noticias sobre el paradero de su hija.

"Pudimos saber que esta con la abuela en Chumbicha, está bien pero no está yendo a ninguna escuela", precisó de acuerdo a lo que relató un abogado que interviene en el expediente.

Como la menor no volvió a la escuela en Rosario, su padre fue días atrás al colegio. Dialogó con las autoridades del establecimiento educativo y les solicitó que le mantengan el banco y que busquen alguna alternativa para que no pierda el año.

Sandro celebró la decisión de la Justicia rosarina pero puso en duda la buena voluntad de su ex pareja de colaborar para que Carolina regrese a la ciudad.

"Nos han hecho saber que eso no va a ocurrir, que no la van a entregar como dicen ellos porque supuestamente Carolina se quiere quedar en Catamarca, probablemente bajo presión psicológica", sostuvo.

"Lo que nadie puede perder de vista acá —siguió— es que hay varias resoluciones judiciales que ordenan la restitución de Carolina a Rosario para que continúe con su vida normal en esta ciudad, a las cuales la madre y su familia hicieron caso omiso".

Mientras tanto, Sandro intenta recuperar el ritmo habitual de su vida. Volvió a hacer trabajos informales como pintor y albañil pero no pudo volver a su casa, donde todo le hace recordar a Carolina.

"Estoy muy angustiado viviendo en la casa de mi madre, tratando como puedo de salir adelante, pero aún sin poder volver a mi casa donde la pieza, las cosas de Carolina, verlas sin ella me hacen muy mal", agregó.

En paralelo deberá prestar declaración en breve ante la justicia catamarqueña, donde inició una causa por amenazas de muerte hacia su persona de parte de la familia de su ex pareja.

Según la familia Garrido, Carolina fue "raptada" por su madre tras un viaje a Chumbicha. Habían acordado que el viaje duraría cinco días, pero pasaron 51 y la niña sigue fuera de su hogar.

De acuerdo a la denuncia de la tía, Carolina "hace dos años que vive en Rosario. Antes, en Catamarca estuvo casi desnutrida, llegó a pesar 14 kilos a los 8 años y casi no iba a la escuela, pasaba de grado porque su madre, que es docente, presionaba para no repetir. Y hace tiempo que está bajo asistencia psicológica".

Los familiares de la menor crearon un perfil en Facebook (Argentina busca a Carolina), que ya tiene cerca de 20 mil seguidores, donde recepcionan apoyos y consultas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS