La ciudad

Otro imputado por tener cautiva 20 años a una mujer

Es el padre de un hombre que tuvo encerrada a su pareja durante ese tiempo en una casa de barrio Cura. También le dieron prisión preventiva.

Martes 11 de Junio de 2019

El padre del hombre que mantuvo cautiva a su pareja alrededor de 20 años en una vivienda de barrio Cura fue imputado por el delito de privación ilegítima de la libertad agravada con reducción a la servidumbre, y deberá cumplir con prisión preventiva domiciliaria hasta el 29 de julio. La fiscal a cargo del caso lo imputó por prestar colaboración a su hijo con la vivienda donde estaba la víctima.

En la audiencia, el hombre, de 85 años e identificado como R. R, fue acusado por el delito de privación ilegítima de la libertad agravada en concurso ideal con reducción a la servidumbre en calidad de partícipe necesario.

La fiscal de la oficina de Violencia de Género, Luciana Vallarella, imputó a R.R. haber prestado colaboración en el hecho imputado a su hijo, O. R., el 31 de mayo pasado, atribuyéndole retener en su vivienda de Santiago al 3500 a la víctima (con quien mantenía una relación de pareja) en contra de su voluntad ejerciendo violencia contra ella durante un período prolongado de tiempo.

El 8 de mayo, la víctima logró escapar de la vivienda aprovechando un descuido de O.R. y lo denunció.

La mujer logró salir de la casa aprovechando que su pareja estaba en el baño y no había colocado uno de los candados que siempre trababan la puerta de ingreso a la vivienda.

No haber estado atada desde hacía un tiempo le permitió salir a la calle, tomar un taxi hasta la estación de servicio de Pellegrini e Italia, y desde allí comunicarse con una hermana. A partir de ese momento se inició el contacto con la Dirección de Atención de Violencia de Género y pudo ser alojada en un centro de protección de víctimas.

Ya había intentando escapar en otra oportunidad. Fue saltando por una ventana, pero terminó internada en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y de allí, volvió a la vivienda de barrio Cura.

Los intentos de su propia familia de ir a buscarla también fueron frustrados. El hombre llegó a echarlos de manera violenta. E incluso en las comunicaciones telefónicas que la mujer pudo mantener con los familiares era él quien le marcaba qué era lo que tenía que decir.

Ahora, la fiscalía imputó a R.R. el haber proporcionado vivienda a la víctima, haberse beneficiado con dicho sometimiento y haber presenciado situaciones de violencia hacia ella.

Además, se solicitó readecuar la calificación a O. R. de privación ilegítima de la libertad agravada a privación ilegítima de la libertad agravada en concurso ideal con reducción a la servidumbre en calidad de autor en grado consumado.

La solicitud fue aceptada por el juez, que mantuvo la imputación de privación ilegítima de la libertad agravada y la prisión preventiva efectiva hasta el 29 de julio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});